Muchas bolas de fuego están por caer en vuestro mundo

Muchas naciones por su maldad y pecado van a desaparecer de la faz de la tierra, la intervención Divina es urgente; pues el pecado y la maldad se han intensificado

By

Diciembre 01 2019
Llamado de María Santificadora al Pueblo De Dios.
Mensaje a Enoch.

Muchas bolas de fuego están por caer en vuestro mundo

“Mis Amados Niños, la Paz de mi Señor esté con todos vosotros y mi Amor y Protección Maternal, os acompañe siempre.

Hijitos, muchas bolas de fuego están por caer en vuestro mundo, no entréis en pánico, cuando esto comience a darse lo que debéis de hacer es orar y alabar la Gloria de Dios. El poder de mi Santo Rosario os será de gran ayuda en esos días de purificación; si rezáis con fe mi Rosario, os daré la Paz de mi Hijo y todo os será más llevadero; ante los acontecimientos que se aproximan vuestra mayor protección, será el rezo de mi Rosario y la alabanza a Dios Padre.

Muchas naciones por su maldad y pecado van a desaparecer de la faz de la tierra, la intervención Divina es urgente; pues el pecado y la maldad se han intensificado y de no darse prontamente la purificación, la humanidad de hoy destruiría la creación. Esta humanidad cada vez está más lejos de Dios, los valores morales, sociales y espirituales, están en decadencia y el pecado y la maldad, han llegado a su límite. La creación de Dios no soporta más tanto ultraje, el pecado del hombre de hoy está desestabilizando el equilibrio y la armonía de las cosas creadas; todos los elementos de la creación muy pronto se rebelarán contra esta generación ingrata y pecadora.

Millones de almas van a desaparecer al paso de la Justicia Divina y la inmensa mayoría se va a perder eternamente. ¡Ayudadme hijitos con vuestras oraciones, ayunos y penitencias, a rescatar a tantas almas que vagan por este mundo, sin Dios y sin Ley! Nunca antes se había visto tanta alma perdida, el pecado y la maldad de esta generación tienen lleno el infierno de almas

Mis Niños, siento gran tristeza al ver tantas familias y hogares, que se están perdiendo por la tecnología de estos últimos tiempos; ¡qué dolor siento en mi Corazón de Madre, con tantos pequeños hijitos míos, que desde que se levantan hasta que se acuestan, viven sumergidos en la tecnología de este mundo! No descansan ni comparten en familia y lo más triste, no tienen tiempo para Dios y la oración. El dios de la tecnología se va a encargar de llevar esas familias a la condenación eterna. El trabajo, la tecnología y los afanes de este mundo, se están robando los espacios de diálogo y oración en los hogares. Muchos padres de familia le han entregado la crianza de sus hijos al dios de la tecnología; desde pequeños a mis niños se les introduce en el mundo de la tecnología y aprenden más rápido a manejar el celular, el televisor o el computador, que hablar.

¡Padres de familia, nuevamente me dirijo a vosotros, para que estéis muy pendientes de lo que ven, juegan y escuchan, vuestros hijos! Hay programas televisivos que parecen inofensivos, pero no lo son; muchos dibujos animados están siendo programados con la ideología de género, enseñándoles a mis pequeños que el sexo no existe, que los niños pueden comportarse como niñas y las niñas como niños. Hay otros programas infantiles que enseñan el ocultismo, o llevan a mis pequeños a la rebeldía, violencia o sexo. Padres de Familia, no sigáis siendo tan permisivos con la crianza de vuestros hijos, porque por vuestra permisividad, hay hoy muchos hogares a la deriva y muchas familias perdidas eternamente. ¡Recapacitad padres de familia, para que mañana no tengáis de qué lamentaros! Retomad el rezo de mi Santo Rosario en familia, destinad un espacio de tiempo para la oración y el diálogo en vuestros hogares; controlad el uso de la tecnología e inculcad a vuestros hijos valores morales, sociales y espirituales. ¡Orad, dialogad y escuchad más a mis pequeños, os lo pido de corazón, padres de familia!

Os ama, vuestra Madre, María Santificadora.

Dad a conocer mi advocación y mis mensajes a toda la humanidad, mis Amados Hijitos.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor