Estamos librando fuertes combates contra las huestes del mal

Simiente de mi Padre, con estas pequeñas pruebas que el Altísimo está permitiendo que os lleguen, lo que busca el Cielo es que vuestra fe y confianza en Dios, se afiancen

Marzo 30 de 2020
Llamado de San Miguel al Pueblo de Dios. Mensaje a Enoch.

Estamos librando fuertes combates contra las huestes del mal

¿Quién Como Dios? ¡Nadie Como Dios!

“Que la Paz del Altísimo, esté con todos vosotros.

Simiente de mi Padre, días de grandes pruebas se aproximan para toda la humanidad, pero vosotros Pueblo de Dios, no temáis. Yo, vuestro Príncipe, ya estoy en medio de vosotros en compañía de mis Hermanos, los Arcángeles y Ángeles, de la Milicia Celestial. Estamos librando fuertes combates contra las huestes del mal, en el espacio de vuestro mundo. Pedid mi protección Hermanos, y llamadme tres veces con mi grito de batalla: ¿Quién como Dios? ¡Nadie como Dios! y gustoso vendré en compañía de mis Hermanos, a daros nuestro auxilio.

Pueblo de Dios, mi Exorcismo hecho con fe, alejará también de vosotros toda pandemia, toda peste, y todo ataque del enemigo de vuestra alma. Los días de tribulación están en medio de vosotros; orad, suplicad y alabad la Gloria de Dios, y no temáis. Acordaos: Mi Padre, ha dado orden a los Arcángeles y Ángeles, para que os protejamos en todos vuestros caminos, os llevemos en los brazos, para que vuestro pie no tropiece con piedra alguna. (Salmo 91, 11-12) Si vivís bajo la sombra protectora del Altísimo, El, será vuestro refugio y amparo. (Salmo 91, 1-2)

Las promesas de este poderoso Salmo se han cumplido en todos los tiempos de la existencia humana. Moisés, oró con este Salmo, junto con el Pueblo Hebreo, la noche en que el Ángel de la Justicia de Dios, pasó por Egipto exterminando a sus primogénitos. Haced también vosotros lo mismo, Pueblo de Dios, de estos últimos tiempos; y os aseguro que sí lo hacéis con fe y os selláis con la Sangre del Divino Cordero, ninguna plaga ni peste, ni virus, podrá tocar a la puerta de vuestros hogares.

Simiente de mi Padre, con estas pequeñas pruebas que el Altísimo está permitiendo que os lleguen, lo que busca el Cielo es que vuestra fe y confianza en Dios, se afiancen; para que cuando lleguen los días de la Gran Tribulación, vuestra fe, sea tan firme que nada ni nadie, os pueda robar la Paz o apartar del Amor de Dios. Conservad pues la calma Pueblo de Dios; no entréis en pánico ni temor, porque el temor no viene de Dios. Confiad y Alabad, la Gloria del Altísimo, y os aseguro que los días que están por llegar de Gran Tribulación, pasarán como un sueño para vosotros.

Que la Paz y Protección del Todopoderoso, permanezca en vosotros, Israel, Pueblo de Dios.

Vuestro Hermano y Servidor, Miguel Arcángel.

Dad Hermanos a conocer mis mensajes, a toda la humanidad.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor

Ayuda al Señor a difundir Su voz, el tiempo se está acabando

Haz que estos mensajes de fe, esperanza, salvación, defensa contra el mal (por correo electrónico, prensa, Facebook, Twitter y otros medios de comunicación) sean conocidos por tus seres queridos, tus amigos y todas las personas con las que entras en contacto que buscan la salvación o que están en peligro de perderse eternamente. El Señor concede grandes gracias y bendiciones a los de buena voluntad que, según sus propias posibilidades, quieren colaborar con Su Plan de Salvación. Quien ayude al Señor a salvar un alma predestina la suya, independientemente del resultado.

coronavirusLa verdad sobre el Coronavirus

God the Father1 de Mayo, 2020 - Dios Padre dice: “El día de hoy los invito a darse cuenta de que este virus –el coronavirus– no es una enfermedad ordinaria. Ha sido creada por el ingenio humano para atacar específicamente a las personas mayores y a las que tienen discapacidades físicas. Este es el plan de las futuras generaciones para purificar la raza humana en todo el mundo. Por accidente, fue lanzado a la población en general antes de tiempo. Los responsables estaban esperando a que en su País (EE.UU) hubiera autoridades de gobierno en funciones menos competentes. Aún así, el daño que se proponían se está desencadenando en toda la raza humana.”

“Les digo estas cosas para ayudarlos a darse cuenta del mal subyacente que está en acción y oculto en los corazones en estos tiempos. No pueden dejarse confundir por cualquier giro de los acontecimientos. En todas las situaciones, Yo tengo el dominio. Nadie tendrá poder sobre ustedes que sea más poderoso que su Padre Eterno. Por lo tanto, anímense con este conocimiento. Si ustedes perseveran en la verdad, ya han cargado sus armas contra lo que aparenta ser y las han descargado con la verdad.” (Source: Amor Santo)