Lee sin prisa si puedes...

Esfuérzate en leer todo sin prisa... la curiosidad no te salvará de los acontecimientos que devastarán a nuestro planeta... no habrá internet... prepàrate: oración y Santo Rosario cada día, Confesión, Comunión, obediencia a los 10 Mandamientos... ¡Fe, no miedo! ¡Salva tu alma!

Pronto viviréis acontecimientos inesperados, Francia y Europa se verán más particularmente afectadas

Cuando lleguen esos días difíciles, algunos de vosotros no temeréis porque tendréis confianza en Dios y porque el Señor es Todopoderoso, incluso cuando permite que el mal inunde aparentemente la tierra... cuando se aparta a Dios, los demonios están encantados y ocupan todo el espacio

(Haces la señal de la cruz ante de leer y lees todo sin prisa...) - 4 de julio de 2022

Orad por Europa

“Hijos Míos, [...] cuando lleguen esos días difíciles, algunos de vosotros no temeréis porque tendréis confianza en Dios y porque el Señor es Todopoderoso, incluso cuando permite que el mal inunde aparentemente la tierra. Vuestra esperanza os permitirá afrontar esas dificultades en la calma de vuestras almas, con la paz interior que Yo os ofrezco y que os permitirá escapar de la ansiedad y de la preocupación de los que no tienen esperanza.

Vosotros Me amáis, Yo os amo y experimentaréis este amor por vuestra confianza en Mí, por vuestra serenidad y por vuestro dominio de vosotros mismos, a diferencia de todos aquellos que no ponen su confianza en Mí.

Pronto viviréis acontecimientos inesperados, Francia y Europa se verán más particularmente afectadas, pero vosotros, hijos Míos, no flaquearéis.

El enemigo

Me rezaréis constantemente y os abandonaréis a Mí, es decir, a Mi Divina Providencia. No debéis flaquear, no debéis abandonarme, no debéis dejaros llevar por las preocupaciones de vuestros seres queridos: al contrario, debéis animarlos, estar presentes con ellos y vuestra serenidad y calma serán contagiosas.

Hijos Míos, leed el Antiguo Testamento y ved cuán poderoso era Yahvé, el Dios de Israel, y cuántas veces envió jefes para ayudar a su pueblo a salir de los apuros. Y luego cuán infiel le fue este pueblo, hasta el punto de dar muerte a Jesucristo, Su único Hijo, Su Palabra, porque no querían escucharle.

Y así sigue siendo hoy: Su pueblo se ha extendido por todo el mundo, pero las naciones que una vez fueron cristianas, que construyeron catedrales para honrar a Dios Todopoderoso, estas naciones se han olvidado de Él, se han alejado de Él, han apostatado, y el Nombre de Dios ya no tiene lugar en las asambleas gubernamentales.

El odioso secularismo ha ocupado el lugar que debería haber ocupado el Todopoderoso, que sin embargo sigue siendo Todopoderoso y perfectamente Misericordioso. A pesar de ello, Dios no se deja encerrar en el silencio que quieren imponerle, no se deja desalojar a pesar de su silla vacía que han querido sustituir por asambleas populares totalmente desconectadas de la fe, de la única religión verdadera y de las leyes divinas.

Hijos Míos, cuando se aparta a Dios, los demonios están encantados y ocupan todo el espacio.

¿Qué hace entonces el demonio?

Se cree el Rey porque es el Príncipe de este mundo y quiere que lo sepamos. Por eso se impone con venganza y, para mostrar su poder, destruye, se opone y lucha.

Así es como se quemó Notre-Dame de París, cómo se incendió la catedral de S.-Pierre-et-S.-Paul de Nantes, cómo se vandalizan muchas iglesias y cómo se ataca especialmente a la religión católica.

Notre-Dame de Paris quemada

Las escabrosas leyes que afectan a la familia son obra suya, y mientras pueda romper, obstruir y legislar, lo hará, ya que es el Príncipe de este mundo y los hombres también lo quieren así.

Incluso Roma, la ciudad santa, la ciudad luz del mundo, la sede de los sucesores del Apóstol Pedro, se ve afectada, y la Santísima Virgen María lo predijo en La Salette en 1846: "Roma perderá la fe" [1].

Mis queridos hijos, es difícil ver con claridad, es difícil ser independiente, no dejarse influenciar por lo que se dice, por la llamada justicia propia, por lo políticamente correcto, por la palabra mediática que ha invadido nuestros hogares a través de la radio, la televisión y las redes sociales.

Y, sin embargo, es posible, es incluso urgente, ser católico, creer profundamente en la única fe verdadera, en la única religión verdadera, la que enseña la Palabra de Dios, Yo mismo, vuestro Señor Jesucristo, que os habla a través de esta carta.

[...] Si volvéis al Evangelio [...] leeréis la historia del Señor que expulsa a un demonio mudo y que es acusado de hacerlo en nombre de Belcebú (Lc 11, 14-23) y Él responde, entre otras palabras:

"El que no está conmigo está contra Mí; el que no recoge conmigo, desparrama" (Lc 11, 21).

Sigo siendo el Maestro, aunque Me nieguen, sigo siendo el Maestro, aunque Me den la espalda. Yo instituí la Santa Iglesia en la Sangre de la Cruz Redentora y Ella perdurará sean cuales fueren sus gobiernos, santos o perjuros, fieles o infieles.

Mi Iglesia, santa, católica y apostólica -es decir, edificada sobre Mis apóstoles- permanecerá, aunque muera, así como la muerte que soporté no Me venció porque Yo soy la Vida y la Vida triunfó sobre la muerte.

Como su Esposo, la Iglesia santa tendrá el mismo destino: morirá, pero resucitará gloriosa y luminosa, y sus fieles nunca deben desesperar de ella. Hoy sufre, es abusada, es maltratada, pero vive de la Vida de su Esposo y, como Él, reaparecerá entre los suyos, los que le han permanecido fieles y no han desesperado.

Mantened la fe, Mis queridos hijos, mantened Mi enseñanza, la enseñanza que habéis recibido de Mi Santa Iglesia y de la que no se ha desviado, la enseñanza de Mis Apóstoles y de Mis Santos, y no os dejéis engañar, Dios es grande, es Todopoderoso y saldrá victorioso.

Os bendigo y permanezco cerca de vosotros.”

  1. Profecías de La Salette (Leer más…)

Fuente: srbeghe.blog