Madre de Dios: Orad mis niños por la liberación y sanación de vuestro árbol genealógico

Hijitos, pedidle a mi Hijo que el poder de su Sangre, libere vuestras generaciones paternas y maternas de toda maldición

By

ENERO 25 DE 2015
LLAMADO URGENTE DE MARÍA ROSA MÍSTICA A LOS HIJOS DE DIOS

Orad mis niños por la liberación y sanación de vuestro árbol genealógico

"Hijitos, que la paz de Dios esté con todos vosotros y mi protección maternal os acompañe siempre.

Orad mis niños por la liberación y sanación de vuestro árbol genealógico.

Pedidle al Padre que os libere de las cargas de vuestros antepasados, para que no sigan afectando vuestra vida presente. Haced oración, ayuno y penitencia y el Rosario de las llagas de mi Hijo, introduciendo en ellas vuestro árbol genealógico paterno y materno.

Ofreced 33 Santas Misas en honor a los años de vida de mi Hijo en este mundo, pidiéndole al Padre Celestial por la sanación y liberación de vuestro árbol genealógico. No olvidéis que las Santas Misas deben ser seguidas, sin interrupción; en el momento sublime de la elevación, debéis de entregarle al Padre por los méritos de la Pasión, Muerte y Resurrección de su amadísimo Hijo, vuestras generaciones paternas y maternas, para que sean sanadas por el poder de la Sangre de mi amado Hijo.

Hijitos, pedidle a mi Hijo que el poder de su Sangre, libere vuestras generaciones paternas y maternas de toda maldición de: envidia, resentimiento, rechazo, odios, frialdad espiritual, maldiciones ancestrales, impurezas sexuales, adulterios, fornicaciones, abortos, homosexualismo, ruina material y espiritual y ocultismo en todas sus formas. Estas maldiciones son afines a todas las generaciones y han sido las causantes de tanta ruina material y espiritual en vuestras generaciones.

Entregad también todas las enfermedades que han padecido vuestras generaciones paternas y maternas, para que todas estas maldiciones de enfermedades sean canceladas y vuestro árbol genealógico quede limpio y podado de toda mala hierba. Os digo hijitos, que toda la ruina y miseria de las generaciones tiene como origen el campo intergenérico. Acordaos que Dios no quiere veros sufrir.

Él, os creó libres y os bendijo para que fuerais prósperos, porque todas sus obras son buenas. Es el pecado y el alejamiento de Dios lo que ha traído la miseria a vuestras generaciones y por ello entraron las maldiciones que han pasado de generación en generación, sin que nadie las hubiera liberado con la oración. Pedid discernimiento al Santo Espíritu de Dios para que os muestre en qué generaciones hubo miseria espiritual y así podáis con la oración y las Santas Misas, liberar vuestro árbol genealógico.

Hijitos, si hubo antepasados vuestros que practicaron ocultismo, brujería, hechicería, espiritismo o cualquier otra forma de ocultismo, todas las generaciones han cargado y cargan con esa maldición de ocultismo. Si hubo maldiciones ancestrales de vuestros tatarabuelos, bisabuelos o abuelos, sobre algún descendiente, todo esto os está trayendo ruina y debe ser liberada esta maldición para que no siga pasando de generación en generación.

Os regalo hijitos esta poderosa oración para que rompáis todas las maldiciones; hacedla con fe, pedid mi santa intercesión y sellaos y sellad con la Sangre de mi Hijo, vuestras familias y árbol genealógico y ya veréis cómo os iréis sanando y liberando de estas cadenas que han mantenido atadas las generaciones.

ORACIÓN DE ROMPIMIENTO DE MALDICIONES

Me coloco en la presencia de la Santísima Trinidad (Padre, Hijo y Espíritu Santo) y por el poder de la Sangre de nuestro Señor Jesucristo, rompo, desbarato, pisoteo, aniquilo e invalido y cancelo de mi ser físico, síquico, biológico y espiritual, toda maldición que haya sido puesta sobre mí, sobre mi familia y árbol genealógico, por cualquier persona, familiar o antepasado por medio del ocultismo o espiritismo. Por el poder de la Sangre Preciosa de Nuestro Señor Jesucristo y por la intercesión de la Santísima Virgen María, San Miguel, San Gabriel, y San Rafael, rompo e invalido toda maldición, cualquiera que sea su naturaleza en el nombre de nuestro Señor Jesucristo. Amén (Repetir 3 veces la oración).

Vuestra Madre, María Rosa Mística.

Dad a conocer mis mensajes hijitos de mi corazón."

sitio: mensajesdelbuenpastorenoc.org

Ayuda al Señor a difundir Su voz, el tiempo se está acabando

Haz que estos mensajes de fe, esperanza, salvación, defensa contra el mal (por correo electrónico, prensa, Facebook, Twitter y otros medios de comunicación) sean conocidos por tus seres queridos, tus amigos y todas las personas con las que entras en contacto que buscan la salvación o que están en peligro de perderse eternamente. El Señor concede grandes gracias y bendiciones a los de buena voluntad que, según sus propias posibilidades, quieren colaborar con Su Plan de Salvación. Quien ayude al Señor a salvar un alma predestina la suya, independientemente del resultado.

coronavirusLa verdad sobre el Coronavirus

God the Father1 de Mayo, 2020 - Dios Padre dice: “El día de hoy los invito a darse cuenta de que este virus –el coronavirus– no es una enfermedad ordinaria. Ha sido creada por el ingenio humano para atacar específicamente a las personas mayores y a las que tienen discapacidades físicas. Este es el plan de las futuras generaciones para purificar la raza humana en todo el mundo. Por accidente, fue lanzado a la población en general antes de tiempo. Los responsables estaban esperando a que en su País (EE.UU) hubiera autoridades de gobierno en funciones menos competentes. Aún así, el daño que se proponían se está desencadenando en toda la raza humana.”

“Les digo estas cosas para ayudarlos a darse cuenta del mal subyacente que está en acción y oculto en los corazones en estos tiempos. No pueden dejarse confundir por cualquier giro de los acontecimientos. En todas las situaciones, Yo tengo el dominio. Nadie tendrá poder sobre ustedes que sea más poderoso que su Padre Eterno. Por lo tanto, anímense con este conocimiento. Si ustedes perseveran en la verdad, ya han cargado sus armas contra lo que aparenta ser y las han descargado con la verdad.” (Source: Amor Santo)