Los cambios sacramentales en la Iglesia Católica, en la Santa Misa

Estos cambios que han venido tomando cada día más espacio en los templos, pronto se manifestarán en plenitud para dar paso a la nueva iglesia

By

Mensajes Año 2013 Mensaje de Nuestro Señor Jesús a Gustavo

Martes, 8 de Enero de 2013 -Buenos Aires - Argentina

“Hijos Míos, deben estar atentos antes los grandes cambios que comenzarán prontamente en Mi amada Iglesia, hace un tiempo que el enemigo ha influenciado a Mis almas consagradas para realizar modificaciones puntuales dentro del ritual de la Santa Misa, el Sacrificio Perpetuo. En muchos de Mis Templos, estos cambios se manifiestan en modificaciones que confunden más a Mi pueblo, todo envuelto en una nube espesa e infernal para que los fieles caigan en la trampa mortal del ángel caído. Su veneno, a través de los años, ha ido avanzando hasta llegar al centro de la Iglesia Católica. De a poco fue eliminando y modificando partes casi imperceptibles del Misal Romano, las cuales fueron divisadas por las almas que han participado del ritual del antes y después del Concilio Vaticano II. Pero EN ESTOS ÚLTIMOS AÑOS, LOS CAMBIOS SACRAMENTALES QUEDARON A LA VISTA DE MUCHOS, entre ellos, el orden con el cual fueron enseñados mediante la Tradición y Magisterio de la Iglesia. Mi Vicario, en un intento de frenar el avance del enemigo, quiso volver a reafirmar y rescatar lo bueno que había de la Tradición Sacrosanta, pero los agentes de satanás lo han usado para confundir y esparcir más a Mis ovejas.

Muchos de Mis hijos sacerdotales y almas consagradas han dejado de lado la Tradición de la Iglesia, las Doctrinas y Normas dictadas por los Padres y Doctores de la Iglesia para aceptar una falsa teología del mundo, una teología donde el centro de la iglesia pasa a ser el hombre y no Dios. Mi rebaño fiel debe estar en constante oración y con los ojos bien abiertos, especialmente los del alma para divisar los cambios doctrinales y magisteriales dentro del mundo Católico; deben estar alertas como soldados en la guardia para descubrir el error camuflado de supuesto buen cambio para atraer a las almas; deberán avisar y alertar a las otras hermanas y poner en sobre aviso a las almas consagradas y sacerdotales en la trampa que han caído, y que sin saberlo o con conocimiento celebran las nuevas ideas. Lentamente, el veneno infernal ha ido debilitando los cimientos de Mi Iglesia Terrenal, con la intención de destruir la Iglesia Espiritual, a la cual no puede tocar ni manchar; la Iglesia que fundé a través de Mis Santos Apóstoles sobrevivirá.

Deben saber, Mis amadas ovejas fieles que defienden los tesoros de Mi Reino, no se desanimen porque vuestro Señor nunca las abandona. Estos cambios que han venido tomando cada día más espacio en los templos, pronto se manifestarán en plenitud para dar paso a la nueva iglesia, la del mundo, una iglesia de rituales paganos conducida por demonios. SÓLO FALTA CORRER Y HACER A UN COSTADO AL QUE SE INTERPONE PARA LOGRAR EL COMETIDO (el Papa).

Mis Templos se convirtieron, muchos en el mundo, en lugares de representaciones teatrales, estadios de cantos y opera, y todo tipo de acciones descabelladas, hasta el punto de quedar vacíos o cerrados. El enemigo del Cielo, paulatinamente fue movilizando sus tropas, se camufló como alma cristiana por fuera, pero por dentro llena de oscuridad, y se introdujo en las filas de Mi Iglesia. Los cambios son cada días más drásticos para Mis almas amadas y fieles, pero no deben desfallecer sino deben ser fuertes en su Señor y en Mi Madre eterna, porque el desorden sacramental tiene una sola intensión, llegar a Mí, Sacramentado.

Para despojarme del Ritual Perpetuo en los Templos, de a poco va eliminando obstáculos, y son los otros seis Sacramentos (Bautismo, Confirmación, Confesión, Matrimonio, Orden Sacerdotal y Unción de los enfermos) que hacen de pared robusta y evitan que lleguen a Mí. Pero sólo hay una manera que el enemigo logre cumplir lo que está escrito en las Sagradas Escrituras: “Cuando el Sacrificio Perpetuo sea eliminado…”, y es a través de Mis propias almas consagradas y sacerdotales. Qué mejor usar los propios soldados para consumar tal acto ante los ojos de las ovejas. Al ver que son los Sacerdotes que aprueban la acción, entonces nadie se atreverá a desafiar los nuevos cambios.

El enemigo es astuto, es la serpiente antigua, rodea silenciosamente a la presa y bajo la apariencia de mansa criatura, cuando la víctima se relaja y baja la defensa, la serpiente ataca sagazmente. Es lo que hace satanás con Mi Iglesia, la ha rodeado y está lista para lanzarse sobre la presa, que son las almas que la constituyen.

Año tras año la enseñanza del Catecismo a Mis ovejas fue decayendo en los hogares, en las escuelas y en los mismos templos, si en algún lugar se mantenían Mis enseñanzas fue combatido hasta hacerlo desaparecer. En otros casos permitieron que subsistan, con la condición de aceptar los cambios que ordenaba la Jerarquía de cada Obispado. Todo preparado para que Mis ovejas que crecieran en la generación presente, lo hicieran sin conocimiento del Magisterio y Doctrina de la Santa Iglesia, por medio del Catecismo.

Se preguntarán para qué. Para estos tiempos, amadas almas. Cuando un alma no es educada en las cuestiones espirituales y se le presentan los malos errores por buenos, no sabe diferenciarlos porque carece de las bases esenciales para distinguir lo malo de lo bueno. Entonces, al carecer del conocimiento, le da lo mismo, todo es bueno para la criatura, aceptando cualquier cambio como beneficioso, arrastrando a otras ovejas con la misma suerte. El enemigo ha estudiado al hombre años tras años, sus puntos débiles y falencias, de todo ello se ha valido para hacerlo caer.

Pronto, Mis ovejas valientes que defienden los Tesoros de la Iglesia, ya no tendrán lugar donde participar y celebrar los Sacramentos, para muchas de ustedes será repulsivo lo que verán, especialmente en la hora de la celebración de la Misa. Estos cambios que conducen a una iglesia de tinieblas, no sólo es con la intención destruir la Iglesia Verdadera, sino dejar de manifiesto a los ojos del mundo quiénes son los que no los aceptan. Muchas de Mis almas amadas serán movidas por el Santo Espíritu y pedirán al Sacerdote con valentía y ahínco, que el Cordero Pascual sea entregado en la boca y no en la mano, de rodillas, y con los atuendos adecuados para la ocasión, tanto para el celebrante como para los fieles.

En estos tiempos, Mis ovejas son reprendidas por no aceptar la Santa Hostia, Mi Cuerpo, en la mano, como también son obligadas hacerlo de pie, por hacerlo de rodillas. Todo lo veo y nada quedará sin premio para los Míos, pero pobres de aquellas almas consagradas, porque seré tan severo en la Hora de la Santa Justicia que sólo se escuchará el rechinar de dientes.

En la hora en que sean movidos por el Santo Espíritu, no teman, porque junto a Mi Padre Todopoderoso hablaremos por ustedes y saldrán caminando en medio de la jauría de perros rabiosos, en algunos casos serán echados de los templos y prohibido el ingreso. Ante tanto poder que envuelve a los Míos, la jauría de lobos hambrientos se unirá con los consagrados corrompidos, alimentando el odio hacia la criatura que los increpó haciéndolos callar, buscarán la manera para perseguir y atrapar a Mis voces valientes y llevarlas al Sanedrín y darles sentencia de muerte. ESTOS SON LOS PRIMEROS PASOS DE LA GRAN PERSECUCIÓN.

Cuando se manifieste el seguimiento de los Míos en su máximo poder, entonces Mis almas amadas deberán huir a la tierra que Mi Padre ha preparado desde el Principio de los Tiempos. Es por eso, que llamo a Mi Rebaño Remanente a orar el arma más poderosa e indestructible, el Santo Rosario, a recitarlo junto a Mi Madre, la cual los invita también a rezar todas las Coronillas que se han dictado en el mundo, todo para protección, fortalecimiento y salvación del alma.

Llega la hora del asedio de Mi Iglesia. Los hogares cristianos serán protegidos ante la mirada de las bestias nocturnas, serán invisibles, particularmente si cumplen con los medios que fueron dictados para cuidar el hogar. Vivan el Santo Rosario entre familiares y hermanos en la fe de vuestro Señor; vivan los Sacramentos antes que no puedan acceder a ellos, confiesen sus pecados y lean la Sagrada Escritura; cuando pisen el suelo de los templos, deben saber que es Suelo Sagrado, entonces arrodíllense y coloquen sus frentes en el piso porque allí esta su Señor, vuestro Dios. Recuerden siempre, que Mi Casa es Casa de Oración y no de grandes fiestas, tertulias, chismeríos, desorden, conciertos musicales o centro de mercaderes.

Estén alertas, Mis amadas ovejas, y no se dejen engañar, siempre téngame presente y llámenme para que les haga compañía, y de este modo los ángeles caídos no tendrán poder sobre ustedes; pidan la Presencia del Espíritu Santo para que los haga fuertes y sabios; la protección de Mi Amada María, para que los cubra con Su Santo Manto y los haga invisibles en medio de las huestes infernales. Tomen el Rosario en sus manos y recítenlo con total confianza, quien lo medita y ora unido al él, está unido a los Sagrados Corazones de Jesús y de María. El Santo Rosario, fruto de la Divina Voluntad, fruto del Amor de Dios para la salvación de las almas, espada de doble filo que disipa las tinieblas.

Los bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.”

Fuente: aparicionesdejesusymaria.blog