Muy pronto ya no voy a estar con vosotros en mis Sagrarios

Todos los acontecimientos descritos en mi Santa Palabra, se han acelerado por la maldad y el pecado de esta humanidad ingrata

By

Mayo 03 2018
Llamado urgente de Jesús Sacramentado a Su Pueblo fiel

Muy pronto ya no voy a estar con vosotros en mis Sagrarios

“Mi paz sea con vosotros, Hijos míos.

Se están acercando los días en que vais a decir como María de Magdala, ¿a dónde se han llevado el Cuerpo de mi Señor? Hijos míos, muy pronto ya no voy a estar con vosotros en el silencio de mis Sagrarios, porque bien sabéis que se está acercando el tiempo de la gran abominación; tiempo donde seré ultrajado, profanado y expulsado de mis Casas, por aquellos que le sirven a mi adversario.

Se están pues acercando esos días, pero vosotros hijos míos sabéis que no os dejaré solos, me encontraréis en el Sagrario de mi Madre. Ella, mi Madre, será el puente que os comunicará conmigo.

Os pido mis pequeños que durante esos días estéis muy unidos a mi Madre, a través del rezo del Santo Rosario, para que podáis recibir las instrucciones y directrices que Ella os dará. Seguid los mensajes de salvación que os enviaremos a través de Enoch; mi pequeño Nabí, es el instrumento que el cielo ha elegido para que junto a mi Madre y mis Ángeles, os lleven seguros a las puertas de mi Nueva Creación.

Mis mensajes de salvación os guiarán en aquellos días en que estaréis caminando por el desierto de la purificación. Acatad y poned en práctica todas las instrucciones que os enviaremos a través de los mensajes dados a Enoch, para que podáis caminar seguros y salir victoriosos en las pruebas por las que pasaréis.

Mi otro testigo muy pronto se os manifestará, lo tengo reservado para los días del último reinado de mi adversario. Mis dos testigos darán cumplimiento a todo lo que está escrito para este final de los tiempos.

¡Ay de aquellos que intenten hacerles daño, porque el peso de mi Justicia descargaré sobre ellos y morirán en el acto!

Acordaos de lo que dice mi Palabra: Guardaos de tocar a mis ungidos, no hagáis mal alguno a mis profetas. (Salmo 105 . 15)

No ataquéis a mis testigos, para que no os hagáis Anatema, vosotros y vuestra descendencia.

Mis dos testigos tienen el poder de cerrar los cielos para que no llueva en la tierra durante el tiempo de su misión; tienen poder sobre las aguas para tornarlas en sangre y para herir la tierra con todo género de plagas. (Apocalipsis 11. 6)

Preparaos pues Pueblo mío, para que acojáis a mis dos testigos, ellos junto a mi Madre y mis Ángeles, allanarán el camino para mi próxima venida.

Hijos míos, todos los acontecimientos descritos en mi Santa Palabra, se han acelerado por la maldad y el pecado de la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata. El acortamiento de los días, meses y años por venir, será más notorio; todo os va a pasar más rápido, será como un sueño para vosotros.

No temáis, si permanecéis unidos a Mí, nada os pasará; ni uno solo de vuestros cabellos se os perderá. Caminad pues como Hijos de la Luz que sois, para que vuestra Luz disipe las tinieblas y os muestre el camino que os llevará a las puertas de mi Nueva Creación.

Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Eterno Pastor, Jesús, Sacramentado."

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor