Jesus: ¡Hijos laicos, vosotros no sois dignos de ejercer el Ministerio Eucarístico!

Una vez más os digo: Vosotros [laicos] no sois dignos de tocarme, ¡Noli me Tangere! no me toques

By

AGOSTO 29 2017
LLAMADO URGENTE DE JESÚS SUMO Y ETERNO SACERDOTE A SUS PREDILECTOS

Jesus: ¡Hijos laicos, vosotros no sois dignos de ejercer el Ministerio Eucarístico!

Mi paz sea con vosotros, mis amados hijos predilectos.

Hijos míos, la soledad de mis Sagrarios es una afrenta a mi Divinidad; ¡qué sólo me encuentro!

¿Quién puede venir a consolarme? Cada día la apostasía se acrecienta más; mis tabernáculos en muchas de mis Casas son profanados por manos que no están consagradas por el Ministerio Sacerdotal.

Me duele y entristece ver a tantos de mis hijos laicos, profanar mis utensilios sagrados, especialmente el Cáliz donde me encuentro espiritualmente.

¡Hijos laicos, vosotros no sois dignos de ejercer el Ministerio Eucarístico!

¡Me duele y entristece ver como vosotros me tomáis en vuestras manos, que no son dignas para tocarme!

Muchos vivís en pecado y lleváis meses sin confesión ni reparación, porque según muchos de vosotros, ya estáis purificados.

La inmensa mayoría de vosotros, camináis con la soberbia y la prepotencia, la cual se refleja en vuestros rostros.

¡Oh, cómo me ultrajáis a diario, ministros de la eucaristía!

Una vez más os digo: Vosotros no sois dignos de tocarme, ¡Noli me Tangere! no me toques.

Vuestras manos no están consagradas por el Ministerio Sacerdotal; no os hagáis reos de culpa, no aumentéis más vuestras ataduras.

En verdad os digo: De la forma como me tratéis, así también seréis tratados cuando os presentéis ante Mí.

Hijos Predilectos, ¡parad ya este ultraje a mi Divinidad; no permitáis más que mis hijos laicos me sigan ultrajando!

Sois vosotros y no ellos, los que debéis ejercer el Ministerio de la Eucaristía.

A vosotros mis Sacerdotes os elegí y consagré, para que ejerzáis el Ministerio Sacerdotal y seáis los Pastores de mi Rebaño; entonces, ¿por qué no cumplís con vuestro deber?

¡Oh, pastores infieles, si no remediáis y reparáis por este ultraje a mi Divinidad, os aseguro que cuando os presentéis ante Mí, os diré: ¡No os conozco!

Acordaos, al que mucho se le da, mucho se le exigirá; a vosotros os llamo amigos; entonces, no me defraudéis con vuestra actitud.

Pensad por un momento que mañana cuando lleguéis a la eternidad, lo que os está esperando es mi Tribunal Supremo, el cual juzgará vuestro Ministerio Sacerdotal, conforme a mi Doctrina y Evangelio.

Si la sentencia es condenatoria, sabed que Yo, Jesús Sumo Y Eterno Sacerdote, no os daré la cara, si no la espalda.

Y ya sabéis vosotros, el lugar que os espera.

Recapacitad pues mis Predilectos, no me ultrajéis más, permitiendo que mis hijos laicos sigan profanando mi Divinidad; porque sus ultrajes, son azotes que desgarran mi Cuerpo y hacen brotar mi Sangre.

¡Hijos Predilectos, no más laicos repartiendo mi Cuerpo y mi Sangre, os lo pido de Corazón!

Mi paz os dejo, mi paz os doy.

Vuestro Amado, Jesús Sumo Y Eterno Sacerdote.

Dad a conocer mis mensajes a todos mis Predilectos."

Fuente: mensajesdelbuenpastorenoc.org