Lee sin prisa si puedes...

Esfuérzate en leer todo sin prisa... la curiosidad no te salvará de los acontecimientos que devastarán a nuestro planeta... no habrá internet... prepàrate: oración y Santo Rosario cada día, Confesión, Comunión, obediencia a los 10 Mandamientos... ¡Fe, no miedo! ¡Salva tu alma!

El mundo estará agitado... No os sorprendáis por nada, no os alarméis... confiaréis en Mí.

Os digo, hijos Míos, que el año 2022 será el primer año de una gran crisis, tanto religiosa como civil, nacional e internacional. No os sorprendáis por nada, no os alarméis por nada, conservad vuestra serenidad y vuestros deberes religiosos... Yo morí para salvaros, así que no es en un momento de inestabilidad cuando os dejaría solos

¡Oportunidad de Salvación! Antes de los eventos venideros

(Primer) Sábado: 1 de junio y (Primer) Viernes: 7 de junio de 2024
Últimas llamadas.No te duermas espiritualmente. Salva tu alma. Prepárate para los acontecimientos venideros. Se requiere: Confesión Sacramental y Comunión (asistir a la Misa, no llegar tarde)
Los 9 Primeros Viernes de mes al Sagrado Corazón de Jesús (leer las 12 Promesas). Los 5 Primeros Sábados del mes al Corazón Inmaculado de María (leer las Promesas). (Double) Novena a Los Sagrados Corazones de Jesús y de María, de sor Natalia Magdolna (leer las 33 Promesas, descargar y difundir…)

(Haces la señal de la cruz ante de leer y lees todo sin prisa...) - 10 de diciembre de 2021

(La protección de la Sagrada Familia...)

(DeepL Translator) “Mis queridos hijos, preparaos para pasar la Navidad en paz y recogimiento, porque vendrán grandes dificultades.

La Sagrada Familia

Rogad a la Sagrada Familia (1) que vele por vuestras familias, que las tome bajo Su protección, y así lo hará. Cuando Dios advierte, lo hace por las almas más que por los cuerpos. Por eso, también vosotros debéis velar por vuestras almas. Cuidad de toda vuestra persona, por supuesto, pero vuestra alma es más importante que vuestro cuerpo.

(Prepárate...)

Ha llegado el momento de mayores dificultades y si no estáis mentalmente preparados, tendréis más problemas que los que sí lo están. Tened a Dios, al Señor Jesucristo, a la Santísima Virgen María y a San José en vuestros pensamientos, en vuestro corazón, en vuestras intenciones. Si los lleváis dentro, serán vuestros protectores.

  • En tiempos de peligro, la protección divina es lo más importante, así que tened a Dios con vosotros y hacedlo todo por Él.

Os amo, Mis queridos hijos, quiero que estéis tranquilos y serenos cuando veáis ansiedad o pánico a vuestro alrededor. Yo estoy con vosotros y ante vosotros, estad seguros de ello y no tengáis miedo.

(Refugiarse en el Señor...)

El mundo estará agitado (2), pero vosotros tendréis confianza en vuestro Dios que vela por vosotros, pase lo que pase. Rezaréis, seréis piadosos y no abandonaréis a vuestro Señor y Maestro. Él va delante de vosotros, Él no permite nada a menos que Él mismo lo quiera. En las dificultades, Él comunica Su fuerza, en los enfrentamientos, Él comunica Su poder, en las dudas, Él comunica Su certeza. Así que es en Él en quien debéis envolveros, es en Él en quien encontraréis vuestro refugio.

(Desde 2022 en adelante...)

  • Os digo, hijos Míos, que el año 2022 será el primer año de una gran crisis, tanto religiosa como civil, nacional e internacional. No os sorprendáis por nada, no os alarméis por nada, conservad vuestra serenidad y vuestros deberes religiosos. Si mantenéis lo esencial con regularidad y fervor, seréis amados por Dios y Él estará a vuestro lado. Yo morí para salvaros, así que no es en un momento de inestabilidad cuando os dejaría solos.

(El ruido de las botas...)

Vosotros confiaréis en Mí y Yo os escucharé, os protegeré y estaréis cobijado en Mi Amor. Cuando oigáis el ruido de las botas, como ya os he anunciado, mantened siempre la misma serenidad, la misma calma, la misma confianza en Dios que todo lo sabe, todo lo ve y todo lo prevé. Nada sucede en la tierra sin Su conocimiento, vosotros sois Suyo y, en consecuencia, Él permanece con vosotros cualesquiera que sean las circunstancias.

Os acojo en Mi Amor, sois Mis hijos. ¿Acaso un Padre no se ocupa primero de sus hijos? Sí, por supuesto, así que volveos a Él y esperadlo todo de Él.

Yo soy vuestro Padre, vuestro Hermano Mayor, Mi Madre es vuestra Madre, y San José, Mi padre terrenal, tiene una influencia muy grande sobre Mí: era dulce, considerado, enérgico y fuerte, y podéis confiaros a él en cualquier circunstancia. Rezad a Mi padre terrenal, porque en el Cielo es siempre Mi padre, ocupa su lugar como padre adoptivo del Señor y los habitantes del Cielo le tienen una gran deferencia.”

(Pedimos la protección de San José con la oración...)

San José

San José: “Yo soy José y quiero decir a todos los católicos de la tierra: tened confianza, el Señor me ha dado el poder de proteger a los hijos de la Santa Iglesia como me dio la misión de proteger al Niño Jesús y a Su Santísima Madre, mi esposa. Desde el Cielo, puedo hacer por cada uno de vosotros mucho más de lo que he podido hacer en la tierra por mis protegidos; y lo haré porque Dios Nuestro Señor me lo ha confiado.

Rezadme y acudiré inmediatamente. No me olvides, ¡puedo hacer tanto! Que el Señor, mi Hijo -siempre le llamo así-, os bendiga y me alegre de la misión que me ha confiado. Y María, vuestra Santísima Madre, se une a mí para protegeros.”

  1. Poned en vuestras casas, en un lugar bien visible, una representación de la Sagrada Familia, bendecida imagen o figurita del belén, como protección para los acontecimientos venideros
  2. El conflicto en Ucrania... y lo que está por venir en Europa y el mundo

Fuente: srbeghe.blog