Lee sin prisa si puedes...

Esfuérzate en leer todo sin prisa... la curiosidad no te salvará de los acontecimientos que devastarán a nuestro planeta... no habrá internet... prepàrate: oración y Santo Rosario cada día, Confesión, Comunión, obediencia a los 10 Mandamientos... ¡Fe, no miedo! ¡Salva tu alma!

Viernes y Sábado Santo: Los grandes sismos suceden y la guerra se hace más visible

Acudan al Sacramento de la Confesión... Ante grandes y graves eventos venideros, estarán ante el asombro de lo ocurrido y ante el agradecimiento hacia Mi Divino Hijo por mantenerles con vida y unidos

Anno Domini 2023, 07 de abril – Viernes Santo – Mensaje de la Santísima Virgen María a Luz de María

La humanidad se encuentra alejada de Mi Divino Hijo

"Amadísimos hijos de Mi Corazón:

UNA CRUZ DE MADERA CARGA MI HIJO, ES MÁS PESADA PORQUE ELLA CONTIENE LOS PECADOS DE TODA LA HUMANIDAD… ¡OH VIERNES SANTO EN QUE MI DIVINO HIJO
PADECIÓ LO INDESCRIPTIBLE!

Su Divino Cuerpo padeció la tortura y en cada acto de tortura perdonó, no solo al que le flagelaba o le golpeaba o le escupía Su Divino Rostro, sino oraba por quienes le humillaban.

Oró por aquellos que el Domingo de Ramos le vitoreaban y camino al Calvario lo insultaban, lo llamaban “Belcebú” y le gritaban a viva voz: ¡crucifícale! La criatura humana dentro de su obrar y actuar comparte ese proceder de quienes con palabras de halago hacen sentir bien a otro; pero luego cuando por algún motivo ese hermano le molesta es, peor que aquellos que el Domingo de Ramos pasaron de vitorearlo a pedir la muerte de cruz de Mi Divino Hijo. Esto, amados hijos, es un gran y grave pecado porque cuando la envidia o los celos de una criatura humana le toman, es difícil que se detenga hasta que sienta que ha vertido todo su malestar transformado en veneno contra su hermano.

COMO MI HIJO FUE CRUCIFICADO, ESA CRUCIFIXIÓN SE REPITE CONSTANTEMENTE EN LAS CRIATURAS HUMANAS QUE PADECEN TODA CLASE DE PENAS.

Todo se basa en el amor que Mi Divino Hijo vierte sobre ustedes. La Ley es el Amor Divino y Mis hijos deben luchar para que ese amor sea la base sobre la cual se edifique el obrar y actuar.

EN UN MADERO MI HIJO SUFRIÓ HASTA SU MUERTE, AUNQUE LA MUERTE NO LE VENCIÓ, SINO ÉL VENCIÓ A LA MUERTE.

Hijos amados, es necesario que recuerden las palabras de Mi Divino Hijo en la Cruz:

"Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen" (Lc. 23, 34).

Es la humanidad de este momento, es por cada uno de ustedes que Mi Divino Hijo exclamó ese “Padre, perdónalos”. Sin valorar el Don de la vida, sin responsabilidades sobre sus actos, así viven adorando el mal y despreciando el bien, así viven en traiciones, así viven sin aprender de las caídas, así viven y más aún. Por ustedes hijos, Mi Divino Hijo exclamó: “… porque no saben lo que hacen”.

“¡Mujer, ahí tienes a tu hijo!” ... (Jn. 19, 26-27)

  • ¡Cuántas madres no son madres por decisión propia!
  • ¡Cuántos hijos desprecian a sus madres en la ancianidad!
  • ¡Cuántas madres maltratadas por sus hijos y cuántos hijos que muestran pena por sus madres!
  • ¡Cuántas madres espirituales miro amar hasta la muerte a un hijo espiritual! Ese amor puro, ese amor que da su vida por el hijo es, así y hasta el infinito, el amor de Mi Hijo por cada uno de ustedes.

"Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso." (Lc. 23,43)

La gran muestra de la Divina Misericordia: Quien se arrepiente en el último instante, quien le reconoce Rey de Cielo y Tierra se gana el Cielo. ¡Gran lección hijos!, pero no saben si todos tendrán la gran oportunidad de estar en el último instante como a quien conocen como el ladrón arrepentido. No esperen hijos Míos, en este momento el Brazo del Padre ha caído y la copa casi se vacía: ¡arrepiéntanse, conviértanse y clamen misericordia!

“¡Dios mío, Dios mío!, ¿por qué me has abandonado?” (Mt. 27,46)

La humanidad se encuentra alejada de Mi Divino Hijo, de esta Madre y de los Auxilios del Cielo para ustedes. En las pruebas acuden a Mi Divino Hijo que antes no lo conocían y después de conocerlo, vuelven a la antigua vida. Este es el momento para que pronuncien: “no sea mi voluntad Padre, sino la vuestra” (Lc. 22,42)

“Tengo sed” (Jn. 19,28)

Mi Divino Hijo tiene sed de almas, almas que en esta generación en especial Mi Divino Hijo desea recuperar, almas que son la fuerza mariana, la fuerza orante, la fuerza de la fe con la que Mis hijos retornarán la Tierra a su Creador. Denle de beber a Mi Divino Hijo almas puras, almas deseosas de servir fraternalmente, almas creyentes, almas santas.

“Todo está cumplido” (Jn. 19, 30)

Mi Hijo cumplió la Voluntad de Su Padre en todo hasta la muerte de Cruz. Resucitó al tercer día y está sentado a la diestra del Padre.

“Padre, en Tus Manos encomiendo Mi Espíritu”. (Lc. 23, 46)

Mi Divino Hijo se entrega al Padre y exhala Su Espíritu…

  • Es la obediencia tan indispensable en los hijos de Mi Divino Hijo.
  • Es la obediencia que no saben mantener porque no saben amar correctamente.
  • Es la obediencia que mantienen guardada con llave porque no les conviene sujetarse a la Voluntad Divina. Y esto porque el ego humano continúa sobrepasando la Voluntad de Dios en la criatura humana.
  • Les llamo a ayunar, si la salud se los permite.
  • Les invito a participar de la Liturgia de adoración a la Santa Cruz. Oren el Credo y participen en el Vía Crucis.

ACOMPAÑEN A MI DIVINO HIJO, ACOMPÁÑENLO, ADÓRENLO POR QUIENES NO LE ADORAN.

Hijos amados de Mi Corazón, les bendigo. Mamá María."

 

Anno Domini 2023, 08 de abril – Sabado Santo – Mensaje de la Santísima Virgen María a Luz de María

Acudan al Sacramento de la Confesión

"Amados hijos: Hemos llegado a este día en que Mi Corazón Materno recordó las profecías del Anciano Simeón. (Cfr. Lc. 2, 33-35)

Mi Hijo, Mi pequeño y gran Rey yace en el sepulcro y desciende a los infiernos para luego resucitar. Gran prueba que he tomado con amor, con fe, con Mi “Fiat Mihi”. Mi fe plena en la Voluntad del Padre y en Mi propio Hijo que Me ha colmado de esperanza, Me sostiene en este Sábado Santo. Por sobre Mi dolor como Madre, está Mi Entrega al eterno Plan de Salvación que Mi Hijo cumple y Yo sigo detrás de Sus Pasos.

Amados hijos: les llamo a la fe, esperanza, caridad y amor hacia la Casa del Padre para que se unan íntimamente y sean más llenos del Espíritu Santo.

Amados hijos: Como Madre me sentí con un dolor que atravesó Mi Corazón una y otra vez. Recorrí en varias ocasiones los lugares por donde Mi Divino Hijo caminó con la Cruz a cuestas, reviví las caídas, cómo lo empujaban y le ofendían. Recordé al Cirineo y supliqué a Dios Padre todas las bendiciones para él. Para Mí fue un día de dolor, de silencio y de duelo. Las palabras solo salen de Mi boca para orar, lloro ante el duelo y el dolor porque la fe y el dolor se unen como ofrenda a Dios Padre en reparación por las injusticias que cometerían las generaciones posteriores.

Amados hijos: que no sea tarde cuando por alguna razón se niegan a solicitar perdón, a dar las gracias y a manifestar sentirse bien ante algún gesto amable de un hermano. Cada obra y acto debe ser mirado, sentido y vivido como si fuera el último de la vida.

Amados hijos: sin perder ni un segundo de vida para proponerse a sí mismo la paz con Mi Divino Hijo, acudan al Sacramento de la Confesión. Sean humildes ante todo y tengan presente que Mi Divino Hijo resucitó para salvarles a ustedes.

Ante grandes y graves eventos venideros, estarán ante el asombro de lo ocurrido y ante el agradecimiento hacia Mi Divino Hijo por mantenerles con vida y unidos.
Los grandes sismos suceden y la guerra se hace más visible, por ello deben prepararse. No lamenten el no haberse preparado.
Oren hijos Míos, oren ante las serias amenazas naturales hacia Norte América, la cual se estremece fuerte.

Amados hijos: DEBO COMPARTIRLES EL INFINITO GOZO Y ALEGRÍA QUE ME CAUSÓ EL MIRAR A MI DIVINO HIJO RESUCITADO, MI ALMA SE EXALTA, MI ALEGRÍA ES INDESCRIPTIBLE: ¡MI HIJO SE ENCUENTRA VIVO! (Cfr. Lc. 24, 5-6; Job. 19, 25)

Todo se ha cumplido y la alegría penetra en Mí hasta llegar casi a pronunciar otro cántico ante el amor de ambos al mirarnos.

Mírense unos a otros y den el valor que cada criatura posee mediante la dignidad humana del ser hijos de Dios.

Los templos se iluminan y el gozo retorna a los corazones de Sus hijos.

Amados Míos, les bendigo y les protejo, no teman.

Los amo. Mamá María."

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

Fuente: Revelaciones Marianas