Lee sin prisa si puedes...

Esfuérzate en leer todo sin prisa... la curiosidad no te salvará de los acontecimientos que devastarán a nuestro planeta... no habrá internet... prepàrate: oración y Santo Rosario cada día, Confesión, Comunión, obediencia a los 10 Mandamientos... ¡Fe, no miedo! ¡Salva tu alma!

Los días de purificación se irán intensificando y ningún mortal estará exento

La purificación será más fuerte para todos aquellos que no han liberado su árbol genealógico, porque todas las cargas de maldiciones y pecados ancestrales, van a hacer liberadas y purificadas en todo mortal

¡Oportunidad de Salvación! Antes de los eventos venideros

(Primer) Sábado: 1 de junio y (Primer) Viernes: 7 de junio de 2024
Últimas llamadas.No te duermas espiritualmente. Salva tu alma. Prepárate para los acontecimientos venideros. Se requiere: Confesión Sacramental y Comunión (asistir a la Misa, no llegar tarde)
Los 9 Primeros Viernes de mes al Sagrado Corazón de Jesús (leer las 12 Promesas). Los 5 Primeros Sábados del mes al Corazón Inmaculado de María (leer las Promesas). (Double) Novena a Los Sagrados Corazones de Jesús y de María, de sor Natalia Magdolna (leer las 33 Promesas, descargar y difundir…)

Septiembre 19 2021 - Llamado de Jesús de la Misericordia a Su pueblo fiel. Mensaje a Enoch. Parroquia Corpus Christi, Cali – Colombia

Los días de purificación se irán intensificando y ningún mortal estará exento

“Mi Paz sea con vosotros, Hijos míos

Los días de purificación se irán intensificando y ningún mortal estará exento; la purificación será más fuerte para todos aquellos que no han liberado su árbol genealógico, porque todas las cargas de maldiciones y pecados ancestrales, van a hacer liberadas y purificadas en todo mortal. Vuestro árbol genealógico en la purificación será liberado para que todas las generaciones pasadas, presentes y futuras en vosotros, queden libres de las cargas intergenéricas; acordaos que en los Nuevos Cielos y en la Nueva Tierra, no entrará mancha alguna de pecado. Por eso, debéis de orar desde ahora por vuestros antepasados, ofreciendo por ellos oraciones, ayunos, penitencias y Santas Misas, para que cuando lleguen los días de la gran purificación estéis libres de las cargas ancestrales y no tengáis que sufrir este duro proceso de liberación.

Hay millones de almas de vuestros familiares difuntos y antepasados, que no han podido liberarse, y se hallan atadas espiritualmente por la falta de oración de sus familiares en este mundo. El Cielo Hijos míos, necesita liberar estas almas que andan errantes por este mundo o suspendidas en el espacio, y que esperan de vuestras oraciones, ayunos, penitencias, Santas Misas y demás sacrificios y ofrecimientos que hagáis por ellas, para liberarse y poder encontrar la Luz, que las guíe a la eternidad. Necesito pues que oréis por vuestro árbol genealógico paterno y materno, porque es urgente liberar estas almas para que vuestra purificación no sea muy dolorosa. Os recuerdo: Lleváis a Dios en vuestro corazón y a vuestros antepasados en los huesos: por eso, es urgente la liberación de vuestro árbol genealógico para que vuestros antepasados y vosotros quedéis libres y así, las generaciones futuras sean fruto agradable a los ojos de mi Padre. Las almas que no han podido encontrar la Luz de Dios, necesitan ser liberadas para ser juzgadas y llevadas al lugar que les corresponde en la eternidad.

Orad con mi Rosario de la Misericordia y entregadme vuestro árbol genealógico paterno y materno, para ir liberándolo de las maldiciones y ataduras ancestrales, que os tienen también atados a vosotros y a vuestras generaciones, material, social y espiritualmente. Hay generaciones enteras que nacen y mueren en la ruina por las maldiciones de ocultismo que llevan grabadas en su sangre; hay generaciones que les cuesta perdonar porque tienen maldiciones de resentimiento en su línea genética; otras, traen maldiciones en los matrimonios que terminan por separarse. Con esto quiero deciros, que todos los obstáculos y barreras que no dejan progresar material, social y espiritualmente a las generaciones, tienen como raíz el campo intergeneracional.

Acordaos que mi Padre, os creó sanos y os bendijo para que habitárais la tierra y fuérais prósperos; pero el pecado y el alejamiento de Dios son los culpables de todas vuestras desgracias e infortunios y esto ha pasado de generación en generación, sin que haya sido liberado; es por las maldiciones intergeneracionales que la bendición de Dios no os llega, porque está atada por los pecados de vuestros antepasados. Liberad pues mis pequeños vuestro árbol genealógico paterno y materno, para que seáis sanos y prósperos.

Os bendigo: En el Nombre de mi Padre. En mi Nombre y en el Nombre del Santo Espíritu. Quedad en mi Paz.

Vuestro Maestro, Jesús de la Infinita Misericordia.

Dad hijos míos a conocer los mensajes de salvación, a toda la humanidad.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor