Preparaos, los días de guerra están llegando

La guerra estremecerá mi creación y ésta gemirá con sus últimos dolores de parto. Muchas naciones van a desaparecer de la faz de la tierra

By

Marzo 09 de 2016
Llamado angustioso de Dios Padre a la humanidad

Preparaos, los días de guerra están llegando

"Mi paz sea con vosotros. Pueblo mío, Heredad mía.

Estáis viviendo los últimos días de paz; aprovechadlos y tratad de vivir en comunión con Dios y vuestros hermanos.

Muy pronto llega la guerra y en vez de paz y alegría, lo que vendrá será llanto y dolor. La mecha ya está encendida, sólo falta que los reyes de este mundo fijen la fecha y la hora; la guerra es inminente y va a involucrar a todas las naciones pasiva o activamente.

Orad, ayunad y haced penitencia, pueblo mío; porque muy pronto mi creación se vestirá de luto y habrá llanto y dolor por doquier.

Pueblo mío, las armas de destrucción masiva de las grandes potencias de este mundo, tienen la capacidad de destruir mi creación en fracciones de minutos.

Por eso, os pido que oréis, ayunéis y hagáis penitencia, pidiéndole a vuestro Padre que detenga la expansión y alargue de la guerra; de vuestras oraciones y súplicas dependerá que los días de guerra se alarguen o se acorten.

No soy Yo, vuestro Padre, quien os enviará el flagelo de la guerra; son los reyes de este mundo los que quieren expandir sus dominios y disminuir gran parte de la población mundial. La guerra la aprovecharán para fumigar el cielo de muchas naciones con la muerte silenciosa.

Gases letales, virus de enfermedades y otros gases nocivos para la salud, serán esparcidos en el aire de muchas naciones tercermundistas y su objetivo será disminuir la población de estas naciones. Todo esto se llevará a cabo bajo la complacencia de sus gobernantes.

Hay millones de vacunas letales listas para ser aplicadas en la población de estas naciones en vía de desarrollo. Enfermarse en aquellos días es correr el riesgo de morir.

¡Pueblo mío, se acerca la hora de la desolación! ¡Entonad cánticos plañideros, porque el jinete de la hambruna, la peste y la muerte, muy pronto enlutará mi creación!

La guerra despertará la furia de mi creación y ésta dejará escuchar su grito lastimero.

Muchas naciones van a desaparecer de la faz de la tierra, cuando despierten de las entrañas de mi creación, los dragones de fuego.

La guerra estremecerá mi creación y ésta gemirá con sus últimos dolores de parto; de oriente a occidente, de norte a sur. Sus dolores desplazarán los continentes y todo estará listo para que dé a luz una nueva tierra.

¡Ay de vosotros mortales, porque el día grande y terrible del Señor se acerca!

¡Despertad y vestíos de sayal; echaos cenizas en la cabeza y haced penitencia; para que esos días de dolor, desolación y muerte, pasen lo más pronto posible!.

Preparaos Pueblo mío, porque los días de guerra están llegando. Permaneced firmes en la fe; orad y confiad en vuestro Dios, para que podáis superar esta prueba.

Si así lo hiciereis, os aseguro que estos días pasarán para vosotros como un sueño.

Vuestro Padre, Yhavé, Señor de las Naciones.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad."

Fuente: mensajesdelbuenpastorenoc.org