Parad la máquina infernal que llamáis acelerador de partículas

Hombres de ciencia que os creéis dioses, si seguís con vuestros experimentos en el interior del núcleo de la tierra, os vais a lamentar

By

Diciembre 18 de 2018
Llamado urgente de Jesús Sacramentado a los hombres de ciencia de estos últimos tiempos.
Mensaje a Enoch.

Parad la máquina infernal que llamáis acelerador de partículas

“Hijos míos, mi Paz sea con todos vosotros

Vienen días de fuertes cambios climáticos, para que estéis preparados con el ropaje adecuado. No temáis, acordaos que todo esto hace parte de la transformación de la creación; el clima va a enloquecer en muchas regiones del planeta; donde predomina el calor va a haber frío y heladas; donde predomina el frío habrá calor. En muchos lugares del desierto va a nevar, y las cosechas se van a perder por los cambios climáticos, habrá escasez de alimentos y carestía.

Hijos míos, no malgastéis los recursos naturales, especialmente el agua porque se está agotando. Si los gobiernos no toman medidas urgentes para preservar el agua en el planeta, ésta muy pronto desaparecerá. Proteged los yacimientos hídricos y no sigáis contaminando el agua de los ríos, porque de seguir como vais, contaminando y despilfarrando el agua, muy pronto el planeta será un desierto y la vida en él, incluyendo la vuestra desaparecerá.

Todos estos cambios climáticos que están por darse, van a generar gran confusión en la humanidad. La tierra se enfriará en muchos lugares y en otros, habrá intensas olas de calor. Los hombres de ciencia no podrán controlar estos cambios en el clima, que traerán hambre, sed, escasez y carestía, para todos los habitantes de la tierra.

De nuevo os digo: No malgastéis el agua porque se está agotando, haced buen uso de ella, para que mañana no muráis de hambre y sed. Tomad conciencia de una vez y no sigáis despilfarrando el agua. Es urgente que se tomen medidas de conservación y protección de los recursos naturales, porque el ecosistema que son los pulmones de la tierra, está en peligro de desaparecer. ¡Reforestad, reforestad, porque los ríos se están secando y la vida marina se está muriendo! ¡Parad ya de contaminar para que mañana vuestros hijos, puedan seguir teniendo un planeta verde y no un desierto.

Ya hay muchos lugares en la tierra que parecen desiertos, por culpa de vuestra contaminación. En muchas ciudades y capitales el aire que se respira está cargado de contaminación y esto está trayendo virus y pestes cada vez más resistentes a la medicina. De seguir contaminando el aire, no demoran en aparecer las pandemias y la muerte.

Hombres de ciencia que os creéis dioses, si seguís con vuestros experimentos en el interior del núcleo de la tierra, os vais a lamentar. ¡Parad la máquina infernal que llamáis acelerador de partículas, porque los experimentos que estáis llevando a cabo en el interior de la tierra con dicha máquina, están debilitando el núcleo y su corteza. Os digo, vuestra soberbia y prepotencia, os está endiosando, haciendo os creer que sois dioses y que podéis manipular el código de la vida. Vuestra ciencia es una torre de Babel que muy pronto caerá por el suelo, os lo aseguro La tierra por estos experimentos está comenzando a agrietarse en muchos lugares; los hoyos circulares se están multiplicando y donde aparecen, la tierra ya deja de ser firme. Si continuáis taladrando el interior de la tierra con vuestro acelerador de partículas, os aseguro hombres de ciencia que muchas ciudades y poblaciones van a desaparecer por vuestra culpa. La tierra se las tragará y no volverán a levantarse, porque ese suelo que se agrieta ya no volverá a ser firme.

¡Hombres de ciencia, parad vuestros experimentos en el interior del núcleo de la tierra, porque la estáis debilitando! ¡Parad de jugar a ser dioses, porque vuestros experimentos, sólo desgracias y muertes traerán! ¡Respetad la vida del planeta, para que pueda seguir dando vida! Acordaos que la creación es un organismo viviente, que siente y se duele con vuestro maltrato. Luchad mejor por conservar la vida en vuestro planeta, para que mañana las nuevas generaciones lo puedan seguir habitando.

Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro y Pastor, Jesús Sacramentado.

Dad a conocer mis mensajes en todos los confines de la tierra.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor