Orad por los Cardenales, Obispos y Teólogos Bávaros

La Iglesia está siendo atacada desde el interior por un gran número de purpurados que buscan reformarla con ideologías contrarias al Evangelio de mi Hijo

By

Junio 17 de 2018
Santuario de Nuestra Señora de Fátima - Cali - Colombia. Mensaje a Enoch
Llamado urgente de Nuestra Señora de Fátima a la Humanidad

Orad por los Cardenales, Obispos y Teólogos Bávaros

"Mis amados niños, la Paz de mi Señor, estén con todos vosotros

Hijitos, grandes pruebas han comenzado a llegarle a la humanidad y ésta, sigue aletargada por el pecado.

El espíritu de apostasía, perdida de la fe, cada día es más fuerte y está llevando a muchos a apartarse de Dios.

La confusión espiritual por el racionalismo mundano, las malas lecturas, las ideologías y enseñanzas heréticas, es lo que está llevando a perder la fe, aquellos que andan en tibieza espiritual.

La Iglesia está siendo atacada desde el interior por un gran número de purpurados que buscan reformarla con ideologías contrarias al Evangelio de mi Hijo. Orad hijitos por los Cardenales, Obispos y Teólogos Bávaros, porque muchos quieren que se acabe el celibato y se establezca el sacerdocio para las mujeres y la comunión para los protestantes casados con católicos.

Piden reformas que van en contra de la moral de la Iglesia y si esto se llega a dar, se crearía una gran división en su interior. El cisma mis pequeños está por comenzar, ya la chispa está encendida; todo terminará en una gran división que hará perder la fe a millones de almas.

Mi Ejército Mariano, acompañadme con el rezo de mi Santo Rosario ;, haced oración, ayuno y penitencia, porque la hora de las tinieblas ha comenzado. La batalla espiritual entre las fuerzas del bien y del mal, ya está en vuestro mundo y ha comenzado a intensificarse.

Los ataques mentales al Pueblo de Dios cada vez son más fuertes y están haciendo que muchos pierdan la cabeza.

Pequeñitos, acudid a Mí, vuestra Madre, cuando os sintáis atacados; invocadme y Yo, vendré en vuestra ayuda para protegeros y ampararos. No permitiré que ninguno de mis hijitos fieles y sus familias, se pierdan. Intensificad la oración, es tiempo de orar con mayor intensidad, porque las fuerzas del mal están activas y no descansan buscando la forma de hacer perder el mayor número de almas.

Orad por los pecadores del mundo entero, especialmente por aquellos que están más apartados de Dios, para que la Misericordia Divina los libre de perderse.

Visitad a Jesús Sacramentado, para que os fortalezca en la batalla espiritual de cada día. Acordaos mis niños que muy pronto comenzará la gran abominación y mi Hijo será profanado y ultrajado en sus Sagrarios y ya no vais a poder encontrarlo en los Tabernáculos.

Aprovechad pues ahora y no lo dejéis solo. El, os está esperando y desea ser vuestro alimento, vuestra fortaleza y seguridad. Venid pues y alimentaos lo más que podáis del Cordero de Dios, para que estéis fortalecidos espiritualmente y salgáis victoriosos en la batalla espiritual de cada día.

Mis niños, en los tiempos de la gran abominación, yo seré el Sagrario donde encontraréis a mi Hijo. El rezo de mi Santo Rosario, os abrirá la puerta de mi Tabernáculo, para que lo adoréis. Yo soy el Sagrario Viviente, acudid a Mí, mis pequeños y después del rezo de mi Santo Rosario, haced la comunión espiritual y decid así:

Santa María, Madre de Dios y Madre Nuestra, Sagrario Viviente del Dios Uno Y Trino. Dadnos a tu Hijo Jesús , el Fruto Bendito y ruega por nosotros tan pecadores...

Ángeles de la Eucaristía bajarán del Cielo y os darán espiritualmente la comunión, para que estéis fortalecidos en el Espíritu y podáis sobrellevar esos días de aflicción.

Sabed pues mis niños que el Cielo no os abandonará. Yo, vuestra Madre, seré el Puente que os comunicará con mi Hijo; el Sagrario de mi vientre os abriré, para que espiritualmente lo adoréis. Mi presencia en aquellos días será más notoria, me dejaré ver por muchos de mis hijitos, para que vuestra fe se fortalezca y así juntos demos inicio al Triunfo de mi Inmaculado Corazón.

Que la Paz de mi Señor, permanezca en vosotros, mis amados hijitos.

Os ama vuestra Madre, María de Fátima.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, hijitos de mi Corazón."

Fuente: mensajesdelbuenpastor