No paséis de largo por mis Casas

Entrad que el Amor de los Amores, os está esperando para consolaros, amaros y perdonaros. Venid a platicar conmigo

By

Diciembre 24 2017
Llamado urgente de Jesús Sacramentado a la humanidad

No paséis de largo por mis Casas

“Mi paz sea con vosotros, hijos míos.

Nuevamente naceré en los corazones de los hombres de buena voluntad, ellos se gozaran y junto con mis Ángeles esta noche cantarán: Gloria a Dios en el cielo y en la tierra paz a los hombres que aman al señor.

Hijo mío, mi Nabí, no sabes cuánto me entristece ver la oscuridad espiritual en que yacen millones de seres humanos; la fe y las sanas costumbres vienen en decadencia, gran parte de ésta humanidad me ha dado la espalda y definitivamente me ha dicho No.

Quiero salvarlos porque me duelen mis criaturas, me desvivo de amor por ellas; nuevamente daría mi vida por los pecadores, si así mi Padre lo dispusiera.

Soy ternura, amor y misericordia, pero nada de esto parece importarle a la inmensa mayoría de esta humanidad ingrata.

No sabéis hijo mío, cuanto sufro sabiendo que vienen los días de mi Justicia y millones de almas se me van a perder.

Mi Sangre brota a borbotones en todos los Sagrarios del mundo, esperando al pecador para limpiarlo, liberarlo y redimirlo.

¡Cuántos azotes recibo a diario por todos los ultrajes que se cometen contra mi Divinidad! ¡Cómo me duele ver a mis pequeños tan perdidos por la tecnología de este mundo, que se está robando el alma de tantos!

A mis niños se les está robando la inocencia; este mundo tecnificado en la maldad, desvirtúa la esencia del amor de Dios.

He sido reemplazado por el dios celular, por el dios computador y demás dioses de la tecnología humana.

La sana moral ya no se enseña en los hogares, a mis niños ya no se les habla del Dios humanado que se hizo hombre en las entrañas Puras y Santas de una Virgen llamada María, mi Madre y Madre vuestra.

El fervor religioso y las sanas costumbres de antes se están perdiendo y llegarán los días en que el Nombre de Dios, sólo será un recuerdo para muchos. Los alcances de la ciencia están llevando al hombre a idolatrarse y a creerse dios.

Hijo mío, mira mis Casas tan vacías, la soledad de mis Sagrarios son espinas que traspasan mi Corazón Amante.

Lloro en silencio al ver la ingratitud en que esta humanidad me tiene.

Yo que soy Amor, que lo doy todo por amor, que lo perdono todo por amor; que como buen Pastor velo por mi Rebaño y no descanso hasta encontrar la oveja perdida; hoy a cambio de tanto amor, lo que recibo es ingratitud, desprecio y olvido.

Hijos ingratos, aún tenéis tiempo para venir a consolarme, no paséis de largo por mis Casas; entrad que el Amor de los Amores, os está esperando para consolaros, amaros y perdonaros.

Venid a platicar conmigo y os aseguro que a cambio, recibiréis mi Paz, mi Perdón, mi Bendición y Vida en Abundancia. Os espero no tardéis, os amo

Vuestro Amado, Jesús Sacramentado.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, hijos míos.”

Fuente: mensajesdelbuenpastorenoc.org