la Eutanasia es asesinato

Cuando se lleva a cabo la eutanasia sobre una persona se está interrumpiendo el proceso de purificación que Dios tiene destinada para esa alma

By

Septiembre 11, 2019.
Llamado de María Santificadora a la humanidad.
Mensaje a Enoch.

la Eutanasia es asesinato

“Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor esté con vosotros y mi Protección Maternal, os asista siempre.

Mis Amados Niños, el Cielo está muy triste por el mal comportamiento de la inmensa mayoría de la humanidad, el pecado y la maldad van en aumento, el castigo es inevitable para cortar de raíz la cizaña que está invadiendo la buena cosecha. Hijitos rebeldes, seguís haciendo caso omiso a nuestros llamados a la conversión, vuestra apatía va a ser vuestra perdición. Sino modificáis vuestra conducta y os arrepentís de vuestro pecado antes del Aviso, corréis el riesgo de que vuestra alma se pierda cuando pase por la eternidad.

No sigáis tapando vuestros oídos a la verdad de Dios, no sigáis en vuestra loca carrera de desenfreno y pecado para que mañana no tengáis de qué lamentaros. ¡Despertad, despertad, porque vuestra alma hijitos rebeldes está en peligro de perderse! ¡Apresuraos mis pequeños, porque el Aviso está llegando y si continuáis aletargados por el pecado, corréis el riesgo de que vuestra alma no regrese más a este mundo!

Hijitos, la Eutanasia es asesinato, vosotros no podéis quitarle la vida a otro ser humano, aduciendo que lo hacéis por intenso dolor o por darle una muerte digna. Ningún ser humano puede decidir quien vive o quien muere, eso sólo le corresponde a Dios que es el hacedor de la vida. Ni por muerte cerebral, ni enfermedad degenerativa, ni por enfermedad terminal, ni por ningún motivo, se puede suspender la vida. Ningún ser humano puede dar orden de que le quiten la vida si está sufriendo, ni ningún doliente puede autorizar la eutanasia, ni profesional de la medicina puede practicarla, porque de hacerlo se convierten en Reos de Culpa y por este pecado pueden perder el alma.

Cuando se lleva a cabo la eutanasia sobre una persona se está interrumpiendo el proceso de purificación que Dios tiene destinada para esa alma. Solamente el Creador en Divina Voluntad puede decidir quién vive o muere; las almas en agonía o estado vegetativo, necesitan de esa purificación para poder partir en paz a la eternidad, otras necesitan purificarse para no condenarse y otras tantas se purifican para volver a la vida. ¿Qué sabéis vosotros mortales de los designios de Dios? ¡No seáis insensatos y no juguéis a ser dioses! Sólo Dios puede dar o quitar la vida. La eutanasia es un delito contra la vida que procede del Creador. Tened pues muy presente todo esto mis pequeños para que no sigáis cometiendo este asesinato.

Hijitos, todo ser humano cuando muere se le debe de celebrar con cuerpo presente la última Eucaristía, esa alma necesita ser entregada a Dios en cuerpo, alma y espíritu. Ningún doliente puede interrumpir la Voluntad de Dios, ¡no seáis insensatos! ¿no sabéis qué muchas almas por esta última Eucaristía se han salvado de morir eternamente? No debéis de celebrar la última Eucaristía con las cenizas del difunto, porque éstas no tienen el mismo mérito y se pierden las gracias que Dios le concede al alma para su descanso eterno. No sigáis pues ofendiendo a Dios, haciendo vuestra voluntad por encima de su Santa y Divina Voluntad, para que no tengáis de qué lamentaros mañana.

Que la Paz de mi Señor, permanezca en vosotros.

Vuestra Madre, María Santificadora.

Dad a conocer mis mensajes y mi advocación a toda la humanidad, mis Amados Niños.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor