Yo soy vuestra felicidad, Yo soy vuestro tesoro

Hijos míos, el principio de la Sabiduría es el temor a Dios; temer a Dios, es cumplir sus Preceptos y hacer su voluntad

By

Marzo 04 2019
Llamado de Jesús de La Misericordia a Su pueblo fiel.
Mensaje A Enoch.

Yo soy vuestra felicidad, Yo soy vuestro tesoro

“Hijos míos, mi Paz sea con vosotros y la Luz y Sabiduría de mi Santo Espíritu, os acompañe siempre.

Servirme a Mí, es el mayor tesoro que todo mortal debe buscar; la vida Hijos míos, es entrega, amor y servicio, y ante todo obediencia y confianza en Dios. La mayor felicidad está en dar y servir, con amor y entrega a vuestros hermanos. La felicidad no la da lo material, la felicidad es espiritual, es gracia de Dios que sólo viene a vosotros, cuando estáis unidos a Él y le servís a través de vuestros hermanos. La felicidad es Amor y Servicio; teme a Dios, cumple sus Preceptos, ama y sirve a tu hermano y hallarás el tesoro de la Sabiduría y la Felicidad.

Hijos míos, el principio de la Sabiduría es el temor a Dios; temer a Dios, es cumplir sus Preceptos y hacer su voluntad. La vida del hombre es una constante búsqueda de la Sabiduría y la Felicidad; muchos piensan que estas gracias las da el dinero y las cosas materiales y toda su vida se dedican a lograr este objetivo, sin poder alcanzarlo; a muchos los sorprende la vejez y la enfermedad, buscando este tesoro y todo cuanto han acumulado en su vida lo ven irse por una calamidad imprevista o una enfermedad prolongada. He visto a muchos reyes bajo el sol, tristes y amargados aun siendo dueños de muchas riquezas; he visto también al pobre que escasamente tiene para comer y vivir, pero está con Dios y confía en El; comparte lo poco que tiene con su hermano y a pesar de su pobreza, lo he visto alegre y sonriendo.

Que contrastes hay en la vida, hay unos que lo tienen todo y viven tristes, no disfrutan lo que tienen; hay otros carentes de todo, pero confían en Dios y le sirven y son alegres. La felicidad no la da la riqueza material, la felicidad se halla en el temor a Dios, en el amor y servicio a vuestros hermanos; la felicidad es hacer la voluntad de Dios. Yo soy vuestra felicidad, Yo soy vuestro tesoro, quien me encuentre, hallará el Gozo de la Vida Eterna. Vuestro tesoro que soy Yo, está dentro de vosotros, para encontrarme debéis amar y servir y ante todo cumplir mis Preceptos y hacer mi Voluntad. El amor, el servicio a vuestros hermanos y el temor a Dios, son las llaves que abren la puerta de la Felicidad y la Sabiduría.

Hijos míos, la vida es servicio es entrega, sin recibir nada a cambio; lo que recibes en este mundo por tu servicio, será vuestra paga; más lo que hagas por tu hermano más necesitado, sin recibir a cambio nada, esa será la mejor paga; porque en la eternidad seréis recompensados con el pago de la Vida Eterna. Serví a todos con amor, pero especialmente a los más necesitados, porque vuestra paga la recibiréis de parte de Dios, mañana cuando lleguéis a la eternidad. Dios os dará en este mundo felicidad y gozo, por cada alma necesitada y pobre que atendáis. Esforzaos pues hijos míos, por amar, servir y temer a Dios, para que mañana podáis recibir vuestro tesoro en la eternidad. No olvidéis que estoy dentro de vosotros, buscadme soy la Misericordia Infinita, soy el Amor, soy vuestro mayor tesoro.

Vuestro tesoro, Jesús de la Infinita Misericordia

Dad a conocer mis mensajes hijos míos, en todos los confines de la tierra.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor