Voy a descargar el peso de mi Justicia sobre las naciones impías

Mi Creación está ya en plena transformación. Muy pronto veréis caer del cielo muchas bolas de fuego en diferentes lugares de la tierra

By

Enero 14 2019
Llamado Urgente De Dios Padre A La Humanidad.
Mensaje A Enoch.

Voy a descargar el peso de mi Justicia sobre las naciones impías

“Mi Paz, sea con vosotros Pueblo mío, Heredad mía

Mi Creación está ya en plena transformación y su conmoción va a afectar a todas las criaturas. Muy pronto veréis caer del cielo muchas bolas de fuego en diferentes lugares de la tierra; muchas de ellas, hacen parte de mi Justicia con la cual voy a castigar a las naciones impías. El tiempo de mi Misericordia cada vez se agota más, falta muy poco para la llegada de mi Aviso. Estad preparado Pueblo mío, para la llegada de este gran acontecimiento que cambiará vuestra vida.

Nuevamente os digo, mi Aviso no vendrá en tiempo de paz, sino cuando más atribulada esté mi Creación y mis criaturas y esto ya comenzó. El castigo del cielo se aproxima y va a coger dormidas espiritualmente a millones de almas, que continúan vendadas por el pecado, dándome la espalda y no la cara. ¡Pueblo mío que habitáis en las naciones impías, escuchad mi llamado y así como Lot y su familia, huid de estas naciones pecadoras; porque muy pronto voy a descargar el peso de mi Justicia sobre ellas! La conmoción del universo va a hacer que caiga a la tierra mucho material de vuestra tecnología humana, interrumpiendo por un largo tiempo las comunicaciones en vuestro mundo. Todo lo que se maneja y gira alrededor de esta tecnología va a quedar obsoleta. Sed sensatos Hijos míos, guardad cuanto antes, toda la información que el cielo os está dando, para que mañana podáis sobrevivir y caminar seguros en medio de la tribulación.

Heredad mía, el despertar de mi Creación está por darse; la furia de los volcanes en cadena, va a acelerar los dolores de parto. No va a haber lugar seguro en la tierra, porque ésta va a tambalearse de oriente a occidente y de norte a sur; sus ayes, gemidos y contracciones, os acompañarán hasta el nacimiento de la Nueva Creación. ¡Despertad habitantes de la tierra, porque el día grande y terrible del Señor se acerca! ¡No dilatéis más vuestra conversión, porque el tiempo ya no es tiempo; apresuraos a poner cuanto antes, vuestras cuentas en orden, porque los días de mi Justicia están llegando! ¡Apartaos del pecado y la maldad, retomad la senda de la salvación, para que podáis vivir y vuestras almas no se pierdan al paso de mi Justicia!

La noche está llegando y muy pronto toda la creación quedará en tinieblas; recogeos en oración, ayuno y penitencia; vestíos de sayal y entonad cánticos plañideros y decid: Perdona, oh Yahvé a tu Pueblo y no des al oprobio tu heredad. Que el esposo deje su cámara y su tálamo la esposa. (Joel 2. 16, 17)

Humanidad rebelde y pecadora, tibios de corazón, el tiempo de mí Misericordia está llegando a su fin; si no dejáis vuestro pecado, rebeldía y tibieza, os aseguro que os vais a perder eternamente. No multipliquéis más vuestras ataduras; desgarrad más bien vuestros corazones y comportaos como el Publicano en el templo, sencillos y humildes de corazón para que alcancéis mi Misericordia y podáis mañana ser justificados.

Quedad en mi Paz, Pueblo mío, Heredad mía.

Vuestro Padre, Yahvé, Señor del Universo.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, Pueblo mío.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor