Veréis un gran cuerpo celeste que se acerca

Un fenómeno cósmico de gran magnitud va a ser que el eje de la tierra se mueva; los continentes se desplazarán y la tierra se tambaleará.

By

Diciembre 08 2016
Llamado de Jesús caído, a la humanidad
Basílica de Jesús Caído de Girardota, Antioquia, Colombia

Veréis un gran cuerpo celeste que se acerca

"Hijos míos, mi paz esté con vosotros.

El tiempo está por acortarse más, un fenómeno cósmico de gran magnitud va a ser que el eje de la tierra se mueva; los continentes se desplazarán y la tierra se tambaleará; veréis en el espacio la aparición de un gran cuerpo celeste que se acerca, pero no tocará la tierra. Su campo gravitacional afectará todas las comunicaciones en vuestro planeta, estas estarán interrumpidas por algún tiempo.

Estad preparados espiritual y materialmente, porque se acercan los días de hambruna espiritual y material. Alimentaos lo más que podáis de mi Cuerpo y de mi Sangre, almacenad productos no perecederos y mucha agua, para que permanezcáis fortalecidos en el cuerpo y alma y salgáis victoriosos de la prueba que se os aproxima.

Las manifestaciones celestiales están por darse, vais a presenciar fenómenos nunca antes vistos por ojo alguno, para que recapacitéis y volváis a Dios. La creación de mi Padre ha comenzado su transformación y todo en el universo se consternará para que presenciéis con vuestros ojos el poder y la sabiduría de Dios.

No os asustéis, todo lo que vais a ver en el cielo hace parte del plan que Dios tiene para dar comienzo a su Nueva Creación. Los hombres de ciencia de vuestro mundo se maravillarán de los fenómenos celestiales que presenciarán y muchos alabarán la grandeza del creador. Otros por el contrario dirán que todo es normal y que hace parte de la evolución de la tierra por el llamado fenómeno del big bang que según ellos dio origen al universo. Pero vosotros Pueblo mío, sabéis que todo esto son señales que os anuncian mi pronto regreso.

Estad pues alerta y vigilantes, porque el Amo se aproxima; preparad vuestras lámparas con la oración, para que cuando toque a vuestra puerta os encuentre en vela y podáis abrirme para que cenemos juntos. Mi Aviso se está acercando, corred a poner vuestras cuentas en orden; alejaos del pecado y las tinieblas, para que podáis caminar como hijos de la luz. El que esté en pecado que vuelva lo más pronto al amor de Dios y se aparte del mal camino. El hacha ya está en la raíz del árbol y todo árbol que no de buen fruto, será cortado y tirado al fuego.

Enderezad pues vuestro camino hijos rebeldes, porque os queda ya muy poco tiempo. No seáis indóciles; mirad que está en juego vuestra vida; cuando toque a vuestra puerta, deseo que estéis despiertos y no dormidos, porque todo aquel que se encuentre dormido por el pecado, así permanecerá y ya no tendrá más despertar. Quiero levantaros si estáis caídos, mis brazos están prestos a alzaros. No temáis, soy vuestro Padre que no quiere veros perder; venid os estoy esperando, soy el Cristo macilento y triste que espera en silencio vuestro regreso.

Desde aquí donde estoy caído por el peso de vuestros pecados, os digo: Yo soy el caído que levanta caídos y que espera por todos aquellos que el peso del pecado nos los deja levantar. Venid que quiero levantaros como el paralítico, para que caminéis por la senda que conduce a la vida eterna.

Vuestro Maestro, Jesús caído, que levanta caídos.

Dad a conocer hijos míos, mis mensajes a toda la humanidad."

Fuente: mensajesdelbuenpastor