Tened mucho cuidado con mis pequeños infantes

Mis niños, acordaos que los tiempos que estáis viviendo son ya de tribulación, y los enemigos de Dios no descansan buscando la forma de haceros el mal

By

Septiembre 20 de 2018
Llamado urgente de María Rosa Mística al pueblo de Dios.

Tened mucho cuidado con mis pequeños infantes

“Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor esté con todos vosotros y mi protección maternal os acompañe siempre.

Hijitos, tened mucho cuidado con mis pequeños infantes, porque los emisarios del mal están pagando por cada niño raptado, para utilizarlos en ritos satánicos; ofreciéndolos a mi adversario a través de misas negras, para obtener de éste fama, poder, dinero y demás favores. Prestad mucha atención a esta advertencia que os hago, porque se vienen perdiendo muchos niños; no descuidéis ni un solo instante a vuestros pequeños; id personalmente a recogerlos en las guarderías o colegios, o enviad familiares para que los recojan. Hay muchos malvados que a cambio de dinero, los están raptando para entregárselos a los hijos de la oscuridad, para llevar a cabo estos macabros sacrificios en honor al amo de las tinieblas.

Mis niños, acordaos que los tiempos que estáis viviendo son ya de tribulación, y los enemigos de Dios no descansan buscando la forma de haceros el mal. La maldad se ha intensificado, todas las prácticas ocultistas hoy están de moda; hacer el mal se volvió una costumbre. Los hijos de la oscuridad están en su tiempo, tened mucho cuidado con las personas que conozcáis, no descubráis vuestro corazón a cualquiera; no recibáis regalos o comida de personas extrañas, porque bien sabéis que el demonio y sus secuaces ya vagan por este mundo. Ya hay muchas almas poseídas entre vosotros que vagan buscando la forma de haceros daño o robaros el alma.

No andéis buscando lo que no se os ha perdido; con esto quiero deciros, que hay muchos que andan en busca de quien les haga milagros; desesperados andan de aquí para allá, en la búsqueda de quien les cambie la suerte; acuden a personas y no a Dios y en la mayoría de los casos son estafados o lo que es peor, caen en manos del sirvientes del mal que les roban el alma. Hijitos ingratos, sólo Dios salva y sólo ÉL, puede transformar vuestras vidas. Buscadlo con sincero corazón, donde está preso y solitario, en el Sagrario; os aseguro que a cambio recibiréis lo que vale más que el dinero: paz, gozo, plenitud y vida en abundancia. Buscad a Dios con sincero corazón y todo lo demás os vendrá por añadidura.

Mis niños, nuevamente os advierto sobre las vacunas porque ya se vienen presentando casos de muertes entre niños y ancianos, por un tipo de vacuna contra la influenza, que están distribuyendo las organizaciones que le sirven a las élites iluminatis. Los iluminatis tienen planeado diezmar gran parte de la humanidad, especialmente de niños y ancianos; porque según ellos son una carga para los gobiernos; ni los niños ni los ancianos, producen. En el tiempo del último reinado de mi adversario no os dejéis vacunar, porque corréis el riesgo de perder la vida. Las élites iluminatis están aliadas con muchos gobiernos y van a emprender campañas de salud, enviando medicamentos a todos los países tercermundistas y a áfrica. Su consigna es diezmar la población de estos países para que sólo quede una minoría que ellos puedan esclavizar. No creáis mis niños en la benevolencia de los potentados, porque a ellos no les interesan los pobres ni marginados; para ellos son débiles y todo lo débil según ellos, debe desaparecer. Los iluminados como así se hacen llamar se sienten una raza superior y sólo ellos quiere quedar y gobernar en la tierra. Mi Padre destruirá los planes de los malvados si vosotros Pueblo de Dios, oráis y clamáis al cielo.

Hijitos, muchos potentados andan haciendo refugios para escapar de los días de justicia divina; ¡qué ingenuos y necios son!, hasta un arca están construyendo para salvarse sólo ellos. ¡Insensatos, si no os arrepentís y retomáis cuánto antes el camino de la salvación, vais a perecer por la furia de la naturaleza que os aplastará en vuestros fortificados refugios! Os digo, si no estáis preparados espiritualmente, no resistiréis la Justa Ira de Dios. De nada os servirá vuestro dinero, poder, ciencia y tecnología, en el tiempo de la Justicia Divina. Corred más bien a poner vuestras cuentas en orden; apartaos del mal camino y volved a Dios con sincero corazón; socorred a la viuda y al huérfano, dad de comer al hambriento y calmad la sed del sediento; vestid al desnudo y repartid vuestras riquezas entre los más necesitados y os aseguro que a cambio recibiréis el tesoro de la vida eterna.

Quedad mis niños en la Paz de mi Señor.

Os ama vuestra Madre, María Rosa Mística.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, hijitos de mi Corazón.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor