Si pecáis, acudid donde uno de Mis Sacerdotes y confesad

Orad a todo instante, porque Mi adversario anda como león rugiente, buscando a quien devorar

By

Febrero 25 2018
Llamado urgente de Jesús el Buen Pastor a Su Rebaño

Si pecáis, acudid donde uno de Mis Sacerdotes y confesad

Ovejas de mi Grey, mi paz sea con vosotras.

Rebaño mío, la noche le está llegando a ésta humanidad ingrata y pecadora, que continúa en su loca carrera de desenfreno y pecado; se niegan a escuchar Mi Voz y cumplir Mis preceptos. ¡Pobres mortales, los va a coger Mi Justicia sin estar preparados!

Siguen como en los tiempos de Noé, casándose, comprando y vendiendo, llevando su cotidianidad, sin prestarle atención a los llamados del cielo. Mi Justicia les va a llegar de improvisto y no van a tener tiempo para arrepentirse.

Mi Justicia llegará como un sueño y qué tristeza que muchos no volverán a despertar; esta humanidad no aprende de los errores del pasado, continúan repitiendo y repitiendo sus ofensas a Dios; los preceptos del Altísimo a diario son quebrantados por la inmensa mayoría. No saben que Dios todo lo ve, todo lo sabe, todo lo juzga y todo lo dirige con Sabiduría.

El hombre, nace, crece y lleva a cabo el plan de Dios en Divina Voluntad; todos los seres creados tienen una razón de ser y existir y todo en Divina Voluntad ya existe. El hombre viene a este mundo no a crear, sino a hacer realidad lo que ya existía. Todo lo pasado vuelve y no hay nada oculto que no se sepa. La vida del hombre sin temor de Dios, es vanidad de vanidades.

Rebaño mío, siento gran tristeza al ver tanta maldad y tanta degradación humana; satanás y sus demonios andan sueltos y cada día se están apoderando más de la humanidad. Toda la violencia, odio , resentimientos, suicidios, abusos y miseria humana en general, es el producto de la acción que están ejerciendo los demonios en la mente de los hombres apartados de Dios.

La inmensa mayoría de la humanidad me ha dado la espalda, es por eso que los demonios los están poseyendo. Ya hay muchas almas poseídas por demonios, haciendo correr la sangre y cometiendo actos execrables.

Rebaño mío, orad a todo instante, porque Mi adversario anda como león rugiente, buscando a quien devorar. Haced de vuestra mente una fortaleza espiritual, invocad el poder de Mi Sangre en todo momento, porque Mi adversario está atacando vuestra mente; os está inculcando falsos pensamientos, falsas sugestiones, falsas imaginaciones, engaños, impurezas, pensamientos suicidas, envidias y demás pecados de la carne; busca con esto hacer que caigáis en tentación y pequéis, para ir apoderándose de vuestra alma.

Hijos míos, si pecáis, acudid de inmediato donde uno de Mis Sacerdotes y confesad vuestro pecado; no dejéis pasar el tiempo para que no le abráis puertas a Mi adversario; todas Mis ovejas deben de permanecer en Mi Gracia, porque los ataques en la mente cada día serán más fuertes.

No perdáis la cabeza con los ataques, orad y reprended con el poder de Mi Sangre y decid:

Poderosa sangre de salvación, combate al enemigo de Mi alma en Mi cuerpo, mente y espíritu (tres veces).

Os aseguro que si así lo hacéis, el demonio huirá de vosotros.

Permaneced pues orantes y vigilantes, para que no caigáis en tentación y pecado, porque bien sabéis que lo que está en juego es la salvación de vuestra alma.

Mi paz os dejo, Mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro, Jesús el Buen Pastor.

Dad a conocer Mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de Mi rebaño."

Fuente: mensajesdelbuenpastor