¡Oh naciones impías, vuestros días están contados!

¡Pueblo mío, preparaos porque los reyes de las grandes naciones ya están listos para dar comienzo a la guerra!

By

Diciembre 20 2017
Llamado urgente de Dios Padre a su pueblo fiel

¡Oh naciones impías, vuestros días están contados!

"Mi paz sea con vosotros, Pueblo mío, Heredad mía.

Están llegando a su fin, los últimos instantes de Misericordia, siento gran tristeza al saber que la inmensa mayoría de la humanidad, no ha querido acogerse a ellos.

Grandes señales en el cielo se os dará, antes de la llegada de mi Aviso, para que estéis preparados.

El mundo está a punto de entrar en caos, la guerra, el cisma y la caída de la economía, están próximos a desatarse; sólo espero pacientemente a que se agote en su totalidad mi Misericordia, para dar paso a los días de vuestra purificación.

¡Pueblo mío, preparaos porque los reyes de las grandes naciones ya están listos para dar comienzo a la guerra!

Gran parte de la humanidad va a ser diezmada con la guerra y la muerte silenciosa. Millones de virus de enfermedades y bacterias, van a ser esparcidos en los aires y la población de muchas naciones, será diezmada.

Ninguna droga química servirá para controlar y detener las pandemias, sólo los remedios naturales que os envió vuestra Madre, os servirán para detener los virus y enfermedades.

Tened pues muy presente esto pueblo mío, para que podáis vivir en aquellos días.

El jinete de la hambruna, la guerra despertará y otros miles de hambre y sed morirán.

Sólo mi pueblo fiel que acata las instrucciones del cielo, sobrevivirá a esos días de caos, muerte y desolación.

Pueblo mío, heredad mía, las trompetas celestiales nuevamente sonarán, os anunciarán la llegada de mi Aviso y el comienzo de los días de vuestra gran purificación.

¡Corred insensatos a poner vuestras cuentas en orden, porque muy pronto mis Casas van a estar cerradas y profanadas, por la abominación que se aproxima!

¡Oh humanidad, despertad, porque los días de la gran tribulación están cerca!

¿Qué será de vosotros los que andáis todavía afanados y preocupados, sólo por las cosas de este mundo?

¡Pobres almas, los va a coger mi Justicia sin estar preparados y se van a perder eternamente!.

Os digo insensatos, la salvación de vuestra alma debe ser vuestra mayor prioridad; ¿de qué os sirve ganar el mundo, si estáis perdiendo vuestra alma?

Necios, sabed que la vida en este mundo pende de un hilo, millones de vosotros no vais a resistir lo que está por venir; la muerte os va llegar de repente y no vais a tener tiempo para arrepentiros.

Enderezad vuestro caminar y acogeos lo más pronto posible a los últimos instantes de mi Misericordia; no los dejéis agotar, porque de ellos depende que viváis o muráis eternamente.

Pueblo mío, heredad mía, los instrumentos de mi Justicia se acercan a la tierra, fuego purificador del cielo muy pronto caerá, con el cual purificaré mi creación de la injusticia, la maldad y el pecado.

¡Oh naciones impías, vuestros días están contados!

Del cielo os lloverá fuego como en Sodoma y Gomorra y de vosotras no volverá a quedar recuerdo alguno.

Pueblo mío, alistaos y vestíos de sayal, entonad cánticos plañideros, porque el día grande y terrible del Señor se acerca.

Vuestro Padre, Yahveh, Señor de las Naciones.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, pueblo mío, heredad mía."

Fuente: mensajesdelbuenpastorenoc.org