Ofrezcan por Italia, vivirá desolación

Han olvidado que el clima no será el mismo, sino que en los lugares en donde se marcaban las estaciones claramente ya no será así, sino que dos serán las estaciones

By

MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA
22 DE OCTUBRE DEL 2018

Ofrezcan por Italia, vivirá desolación

"Amado Pueblo Mío:

CUANDO VIENEN A MÍ LES MIRO COMO LA PRIMERA VEZ, SI EL CORAZÓN SE ENCUENTRA CONTRITO Y HUMILLADO POR LAS OFENSAS COMETIDAS EN CONTRA DE NUESTRA TRINIDAD SACROSANTA.

¡Búsquenme antes de que sea tarde! Llegará el hijo de la iniquidad (1) tomando Mi lugar y confundiendo a quienes se encuentran sin reconocerme, les hará perseguidores de sus hermanos y servidores del mal.

Amado Pueblo Mío:

EN ESTE INSTANTE SE ENCUENTRAN VIVIENDO EL PREÁMBULO DE LO ANUNCIADO…

Quienes le sirven a la élite, que emana las directrices del hijo de la iniquidad, se han propuesto confundir a los Míos para que se alejen de Mí.

El hijo de la iniquidad se encuentra emanando órdenes para que sus seguidores causen inestabilidad por el mundo mediante el enfrentamiento directo con la Ley Divina, para que sus seguidores se subleven contra los Sacramentos, despreciando lo Divino y acogiendo lo del hombre.

No será hasta que Yo envíe lo que los hombres de buena voluntad, los que viven en espíritu y verdad, los que son cumplidores de Mi Palabra, del amor a Dios y al prójimo Me solicitan constantemente diciéndome:

“¡SEÑOR, VEN, APRESURATE! SEAN CUMPLIDAS LAS REVELACIONES, ENVÍA EL AVISO”.

El estiércol es demasiado: lo que debía ser pureza, fue invadido por la impureza y lo impuro ha venido siendo disfrazado, acogido, aplaudido y consentido, reverenciándose ante ello los lobos con piel de cordero. (Cfr. Mt 7,15).

Amado Pueblo Mío:

LAS SEÑALES NO LE INTERESAN AL HOMBRE, NO LE LLEVAN A RECAPACITAR, LOS SIGNOS LOS TOMAN CON DESATENCIÓN, pero llega la angustia entre las naciones, perplejas a causa del rugido del mar y de las olas, hecho que no se dará con poca frecuencia, sino con gran regularidad.

LA MALDAD SE INCRUSTA EN LOS CORAZONES DE QUIENES TOMAN MI PALABRA A LA LIGERA SIN UNA VIDA DE ORACIÓN Y PRÁCTICA DE ELLA, AL NO SER CARITATIVOS Y RESPETUOSOS CON EL PRÓJIMO.

El egoísmo es tal que el que posee, desea poseer más y el que no posee, no piensa en aquellos que se encuentran muriendo por el hambre, por la falta de medicamentos, por la vida en medios insalubres.

El pensamiento del hombre se embota con el libertinaje: algunos de Mis Templos han dejado de ser casas de oración y son transformados en lugares de vergüenza e hipocresía, entregándolos al servicio del culto al mal, en donde los hombres frenéticos por cantos desenfrenados y música estridente se abren a las insinuaciones del demonio.

Mi Pueblo debe mantenerse atento a cuanto sucede a su alrededor, no pueden acoger los modernismos, sino deben apegarse a Mi Doctrina y a Mi Ley que contiene la Eterna Novedad aplicable a todos los tiempos.

LA LEY DIVINA NO ES DADA PARA UN TIEMPO ESPECÍFICO, SINO PARA TODOS LOS TIEMPOS DE LA HUMANIDAD, NO SE QUITARÁ NI UNA LETRA NI SE AÑADIRÁ OTRA. (Cfr. Mt 5,18)

Amado Pueblo Mío, reciben Advertencias amorosas para que se conviertan, aunque no atienden, sino al llamado del mal, a la inmoralidad.

La mente del hombre se encuentra atrofiada por lo mundano, el pensamiento vuela dentro de la tempestad y así se siente bien, la razón no es utilizada para distinguir el bien del mal, sino al contrario, para participar en nuevas formas de depravación.

La facilidad con que cuentan los hombres para adentrarse en lo prohibido ha contribuido a que el ego del hombre reclame alimento, ese alimento no es el de Mi Palabra, sino el que le hace crecer dentro de la maldad. Son pocos aquellos de Mis hijos que gustan de Mis Asuntos para nutrirse, son pocos los que Me aman con Espíritu de Verdad.

¡Cuánto Me laceran, hijos, cuando se acercan a recibirme sin consciencia de quién Soy, sin un previo arrepentimiento, sin amarme! Ignoran cuántos se condenan por estas actitudes o lo toman como vana palabra, pero ¡son tantos quienes se forjan su propia condenación!

AMADO PUEBLO MÍO, LOS EVENTOS NATURALES SE FORTALECEN DE MANERA SORPRENDENTE E IRREGULAR.

  • ¿Han olvidado que antes de que llegue el Aviso ustedes verán hechos sorprendentes en la Naturaleza? ¿Han olvidado que habrá confusión?
  • ¿Han olvidado que los hombres se moverán de un país a otro en busca de auxilio?
  • ¿Han olvidado que el clima no será el mismo, sino que en los lugares en donde se marcaban las estaciones claramente ya no será así, sino que dos serán las estaciones en la mayoría de los países y donde hacía frío, habrá calor y donde hacía calor, habrá frío?

El hombre, alterado por cuanto ingiere, por cuanto recibe en su cerebro y la contaminación a la que se encuentra expuesto en todo aspecto, será tan violento que no se controlará, atacando cuanto ante él se presente.

Amado Pueblo Mío:

PARA ALGUNOS MIS PALABRAS SON NECEDAD, PARA OTROS SON MISERICORDIA…

CADA CUAL TOME SU MEDIDA, YO LA ENVÍO PARA TODOS.

ASÍ COMO EL SOL ALUMBRA A TODOS, MI AMOR ES PARA TODOS: JUSTOS E INJUSTOS.

EL SOL FUE CREADO PARA ALUMBRAR EL DÍA Y MI PALABRA ES DADA PARA ALUMBRAR A LAS ALMAS.

No se avergüencen quienes Me aman, Yo no Me avergonzaré de ustedes.

Oren y sean praxis de la oración, ofrezcan por Italia, vivirá desolación. En sus oraciones no olviden a Estados Unidos, causa de escándalo en el mundo.

Amado Pueblo Mío:

NO ESPEREN PARA CONVERTIRSE… ¿QUÉ SERÁ DE MÍ, SI MIS HIJOS NO DESEAN VENIR A MÍ?

Amen a Mi Madre, Ella les escucha y les consuela, les ama e intercede por cada uno de ustedes, hasta por aquellos que no le aman y le irrespetan.

Sean criaturas de paz, no solo frente a sus hermanos, sino en lo profundo.

Sean amor, no solo frente a sus hermanos, sino en lo más profundo del corazón.

SON MI PUEBLO Y MI PUEBLO ES MI VIÑA, LA CUIDO CON ESPECIAL ESMERO…

MI AMOR SE DERRAMA SOBRE USTEDES.

Su Jesús.

AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA

(1) Revelaciones sobre la manifestación del anticristo...

Fuente: Revelaciones Marianas