Es mi último llamado, antes de enviaros el castigo

Colombia y México, recapacitad, no me complazco con vuestro sufrimiento y dolor; vosotras no estáis preparadas y no vais a resistir la furia de mi naturaleza

By

Noviembre 08 2018
Llamado urgentísimo de Dios Padre a Colombia y México. Último llamado.
Mensaje a Enoch

Es mi último llamado, antes de enviaros el castigo

“Mis Amadas Naciones, mi Paz sea con vosotras.

Mis dos naciones pilares de mi plan de salvación de estos últimos tiempos, están a punto de entrar en purificación. Voy a pasarlas por el horno de la tribulación, porque no han querido acogerse a mi Misericordia y siguen aletargadas por el pecado y la maldad; necesito que estas dos naciones brillen como crisoles, para que puedan irradiar con su luz a las demás naciones.

Amadas Naciones de Colombia y México, si continuáis en vuestro letargo espiritual, haciendo caso omiso a mis llamados; si continuáis en vuestro desenfreno y pecado, dándome la espalda y no la cara, os aseguro qué os vais a lamentar. La furia de mi Naturaleza será la encargada de vuestro castigo; os he elegido para que salga de vosotras el grito de libertad; pero veo con tristeza que no queréis escucharme, y por el contrario habéis acrecentado vuestro pecado y maldad. Vuestros hijos no han querido acogerse a mis llamados a la conversión, vuestros gobernantes continúan dándome la espalda y promulgando leyes que van en contra de natura. La copa de mi Justa Ira se está rebosando, no queréis acogeros a mi Misericordia que os llama a la conversión; entonces, veo que lo que necesitáis para cambiar es mi Justicia y eso, es lo que estoy por enviaros.

Si continuáis mis Amadas Naciones en vuestra rebeldía, haré que la furia de mi naturaleza con todos sus elementos se descargue sobre vosotras. Mis Amadas Colombia y México, recapacitad, no me complazco con vuestro sufrimiento y dolor; vosotras no estáis preparadas y no vais a resistir la furia de mi naturaleza. No quiero destruiros ni quiero enlutar a vuestros hijos, porque bien sabéis que os Amo. Como Padre, os exhorto a que volváis a Mí, sin conocer mi Justicia.

Derogad gobernantes de mis Amadas Naciones, todas las leyes que vayan en contra de natura. Que cese el derramamiento de sangre de mis inocentes que clama justicia al cielo; que el sincretismo religioso desaparezca y sólo se me rinda adoración y culto a Mí, vuestro Padre del Cielo. Que sus gobernantes no sigan oprimiendo a mi Pueblo con pesadas cargas y sean castigados los corruptos, porque ellos desangran las naciones. ¡No quiero gobernantes más injusticias, porque el lamento de mi Pueblo ha llegado a mis oídos! Gobernad con justicia y equidad, para que podáis ser irreprochables ante Mí.

Nuevamente os digo, habitantes de mis Amadas Naciones, el tiempo de mi Misericordia está llegando a su fin. Estoy esperando vuestra conversión sincera, porque no quiero que la muerte ni el dolor o el llanto, os despierten; acogeos a los llamados que os estoy haciendo y cambiad de una vez. Necesito que vuestras Naciones estén listas y preparadas, para que puedan llevar a cabo mi Plan de Salvación para estos últimos tiempos. ¡Despertad habitantes de mi Amada Colombia y de mi Amado México, porque necesito con urgencia vuestra conversión; es mi último llamado, antes de enviaros el castigo! Os hablo como Padre y os ofrezco mi Misericordia, para que os acojáis a ella y cambiéis. De no atender a mi llamado, os enviaré mi Justicia con todo su peso y su rigor.

¿Qué escogéis, mi Misericordia o mi Justicia?, ¡decidíos de una vez! No quiero que me conozcáis como Justo Juez, Amadas Mías; porque vuestra tierra y vuestros hijos, no soportarían el paso de mi Justicia.

Escuchadme pues y poned en práctica mi llamado; volved a Mí, así como lo hicieron los habitantes de Nínive y me abstendré de enviaros mi castigo. Espero vuestra conversión sin que tengáis que conocer mi Justicia; os estoy esperando, no tardéis Amadas Mías. Quedad en mi Paz.

Vuestro Padre, Yahvé, Señor de las Naciones.

Dad a conocer mis mensajes en todos los confines de la tierra.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor