La humanidad va camino de grandes y terribles calamidades

Se encuentran en el instante del dolor ante la desobediencia humana y la acogida que le ha brindado la humanidad al demonio

By

MENSAJE DE SAN MIGUEL ARCÁNGEL A LUZ DE MARÍA
3 DE JULIO DEL 2019

La humanidad va camino de grandes y terribles calamidades

"Pueblo de Dios:

ADORANDO A DIOS UNO Y TRINO, PRONUNCIEN JUNTO A MÍ: ¿QUIÉN COMO DIOS?

Sean partícipes de la grandeza del ser hijos de Dios y únanse en el Amor Divino, para que la confusión que va separando a la humanidad no les tome desprevenidos.

Hijos de Dios, la humanidad padece gran frío, frío ante el desamor que reina entre los hijos de Dios que desconocen el Amor, y ante esto la Creación percibe esa carestía y le dice al hombre: ¡REACCIONA QUE SIN AMOR DIVINO LOS CORAZONES Y LOS SENTIDOS FÍSICOS Y ESPIRITUALES SE ATROFIAN!

¿Aspiran a alcanzar los bienes espirituales y elevarse? SEAN AMOR DIVINO Y OBTENGAN PAZ.

Nuestro Rey y Señor Jesucristo no desea que beban el cáliz amargo de la confusión que les lleva a padecer, por lo que me ha enviado a encender continuamente la llama del Amor Divino en cada criatura humana que lo solicita, ante los oscuros pensamientos en que vive gran parte de los hombres, incrementando la envidia, la impaciencia, la imprudencia y el desamor, trasluciéndose hacia los sentidos espirituales, dando por resultado la falta de crecimiento espiritual en la humanidad, y precisamente esto es lo que necesita el Demonio para atrapar a la mayor cantidad de almas.

Les llamo a orar a tiempo y destiempo (I Tes 5,17) para que lo mundano no les envuelva, por ello prediquen, anuncien la Palabra Divina para que no se pierdan ustedes, ni sus hermanos.

No nieguen los llamados de Nuestro Rey y Señor Jesucristo ni los de Nuestra y Vuestra Madre Santísima. Sean criaturas que interceden por sus hermanos (Cfr. I Tim 2,2) para bien de toda la humanidad ante los grandes cambios que se dan en toda la Tierra. La transformación en el pensamiento del hombre ha alcanzado el corazón y por ende el obrar y actuar, endureciéndoles o ablandándoles, cada uno elige qué desea poseer: bendición o destrucción. (Cfr. Det 30,15-19).

La bendición se encuentra ante la humanidad de forma especial, para que la mayor cantidad de criaturas humanas se salven.

Mira a lo alto, Pueblo de Dios, no caminan en vano, sino hacia el crecimiento espiritual o hacia la decadencia espiritual, ustedes lo deciden con su libre albedrío.

Cada nación será purificada, unas más que otras, por lo que es deseo Divino que el auxilio entre el Pueblo de Dios crezca entre hermanos y así den testimonio del Amor Divino con el que conviven.

Se encuentran en el instante del dolor ante la desobediencia humana y la acogida que le ha brindado la humanidad al demonio, con sus vicios y perversiones.

Oren hijos de Dios, oren por la humanidad para que no se sumerja en los vicios del mal.
Grandes errores se esparcen sobre el Pueblo de Dios, con la finalidad de que el Pueblo de Dios no obedezca a Nuestro y Vuestro Rey y Señor Jesucristo, alejándoles de cuanto es el bien y lleguen a ser perseguidos, despojados de todo bien, errantes y azotados por quienes se han unido al mal.
Oren hijos de Dios, oren, la humanidad padece lo impensable. Oren, la Tierra se estremece fuertemente.
La humanidad no llega a comprender que va camino de grandes y terribles calamidades causadas por la desobediencia hacia la Trinidad Sacrosanta y por el irrespeto hacia Nuestra y Vuestra Reina y Madre.
Oren hijos de Dios, el agua del mar contaminada por el hombre es causa de serias enfermedades en el hombre.

Se encuentran ante el Espíritu Divino que les lleva a remontar las alturas espirituales y por ende a ser portadores de la fe, el conocimiento, la fortaleza, la esperanza y la disposición para obrar y actuar en las profundidades de la Grandeza Divina, que solo y solo hallarán si son verdaderas criaturas que permanecen aspirando hacia lo Divino.

No decaigan por más fuertes que sean las pruebas, continúen sin decaer, que la Verdad es de Dios y solo Él conoce las profundidades del corazón humano (Cfr. I Cor 2,10-11).

Sean fieles y luchen por la UNIDAD de los hijos de Dios. Lo venidero no es fácil de vivir para el hombre y deben ampararse unos a otros.

En el instante de grandes acontecimientos el auxilio de unos hacia otros es lo que les llevará a continuar con Fe.

Amparando al Pueblo de Dios.

San Miguel Arcángel."

AVE MARIA PURÍSIMA SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARIA PURÍSIMA SIN PECADO CONCEBIDA
AVE MARIA PURÍSIMA SIN PECADO CONCEBIDA

Fuente: Revelaciones Marianas