La hecatombe financiera se aproxima

Las élites que gobiernan este mundo van a desestabilizar la economía mundial, para a hacer que caiga el papel moneda y así poder dar comienzo a la [...] marca de la bestia

By

Diciembre 27 2018
Llamado urgente de María Rosa Mística al pueblo de Dios.
Mensaje a Enoch.

La hecatombe financiera se aproxima

“Hijitos de mi Corazón, la Paz de mi Señor, esté con todos vosotros.

Pequeñitos, la humanidad no sabe lo que está por llegar, los hombres continúan en su cotidianidad y en sus afanes mundanos, preocupados sólo por las cosas de este mundo. La tribulación se aproxima y muchos no van a estar preparados para hacerle frente. Todo está por cambiar en la creación; la paz y la tranquilidad, están por perderse, para dar paso al caos, la aflicción, la escasez, el hambre, la intranquilidad, la inseguridad, el miedo y todos los demás temores humanos.

El bienestar y la falsa seguridad que da el dinero y las cosas materiales, están por rodar por el suelo; la inmensa mayoría de la humanidad que continúa dándole la espalda a Dios, va a desestabilizarse y a quedar  desprotegida, cuando sus dioses comiencen a caer. La tribulación que se acerca nunca antes se había visto en la tierra, y va a hacer la peor pesadilla para esta humanidad ingrata y pecadora. ¡Pobres almas, depositaron su fe, confianza y esperanza, no en Dios, sino en los bienes materiales de este mundo y va a venir la tribulación y solo ruina material y espiritual, les dejará! La vanidad de los hombres va a rodar por el suelo, al quedar desprovistos de lo que les daba seguridad. Van a quedar como muertos en vida y se darán cuenta que al perder su poder y su dinero, sólo quedará de ellos debilidad y fragilidad; esa es la esencia de la condición humana cuando no se tiene a Dios por delante.

Rebaño de mi Hijo, los días de angustia se están acercando, pero vosotros no temáis; acordaos que el cielo no os desamparará, si vuestra fe y confianza están firmes en Dios. Vienen pues pequeñitos, los días de escasez donde debéis de compartirlo todo con vuestros hermanos, para que unidos en la fe y en el amor, podáis sobrellevar esos días de aflicción que se aproximan. Sólo si permanecéis unidos, podréis superar los días de prueba.

Hijitos, la hecatombe financiera se aproxima, las élites que gobiernan este mundo van a desestabilizar la economía mundial, para a hacer que caiga el papel moneda y así poder dar comienzo a la era del Microchip, la marca de la bestia. Acordaos mis niños que sin el microchip, no vais a poder hacer uso de vuestros bienes materiales, porque todo muy pronto en este mundo se moverá con la marca de la bestia. ¡Pueblo de Dios, cuidado os dejáis implantar el Microchip, acordaos que es la marca de la bestia que os hemos anunciado desde hace mucho tiempo; es preferible morir y perderlo todo a dejarse marcar! Lo material pasa y Dios os lo recompensará mañana, pero la Vida del Espíritu, esa si se os pierde para siempre si os dejáis marcar.

Mis niños, todos aquellos que se dejen implantar el Microchip, gozarán de sus bienes materiales por el tiempo que dure el último reinado de mi adversario (1290 días). Luego sabrán que les espera la muerte eterna en las profundidades del abismo, donde estarán con su amo por toda la eternidad. Todos los que no están inscritos en el Libro de la Vida, correrán a implantarse el Microchip; entonces, sabréis vosotros rebaño de mi Hijo, que estas no son ovejas del Redil del Buen Pastor. Os anuncio pues mis niños, que ya está todo listo para dar comienzo a la implantación de la marca de la bestia, el Microchip, a nivel mundial.

Sólo falta que caiga la economía, que ya está planeada por las élites, para que desaparezca el papel moneda y todo comience en este mundo a manejarse con puntos. El Microchip lo manejará y controlará todo y los que no se lo hagan implantar, serán considerados desertores; serán perseguidos, torturados, encarcelados y despojados de todos sus bienes. Dura prueba os espera hijitos, pero no temáis, el cielo os protegerá, alimentará y cuidará de vosotros, si permanecéis firmes y fieles a Dios. Serán tres años y medio que pasarán como un sueño, si vuestra fe y confianza está firme en mi Señor. La perseverancia unida al amor de Dios y al amor a vuestros hermanos, será la fortaleza que os llevará seguros a las puertas de la Nueva Creación, donde os estará aguardando la Corona de la Vida.

Que la Paz de mi Señor, permanezca en vosotros, mis muy amados niños.

Os ama vuestra Madre, María Rosa Mística.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, hijitos de mi Corazón.”

Fuente: mensajesdelbuenpastor