La energía nuclear será un flagelo para la humanidad

Se desencadenará un escape de radiación en cadena que contaminará la atmósfera del planeta, trayendo nefastas consecuencias para la humanidad

By

Abril 20 de 2015
Llamado urgente de Dios Padre a la humanidad.
Mensaje a Enoc.

La energía nuclear será un flagelo para la humanidad

“Pueblo mío, os doy mi paz y bendición.

La energía nuclear será un flagelo para la humanidad, muy pronto la tierra comenzará a tambalearse y todas las plantas nucleares creadas por el hombre se desestabilizarán y de ellas se escapará radiación que los hombres de ciencia de este mundo no podrán controlar.

Se desencadenará un escape de radiación en cadena que contaminará la atmósfera del planeta, trayendo nefastas consecuencias para la humanidad. La tecnología de muerte creada por el hombre se revertirá contra él y éste no podrá controlarla.

La muerte llegará a muchos lugares de la tierra, el aire del planeta va a estar contaminado y la ciencia del hombre no podrá hacer nada. Mi creación se rebelará contra el hombre por todo el maltrato y abuso que ha recibido; la radiación asolará regiones enteras y mis criaturas sufrirán mutaciones, las aves morirán junto con las criaturas marinas y el suelo de la tierra sólo malos frutos dará.

Una gran hambruna se acerca como en los tiempos de Egipto, pestes y enfermedades incurables aparecerán diezmando gran parte de la humanidad. Será la tecnología de muerte la que se encargue de castigar al mismo hombre.

Pueblo mío, la soberbia y el ansia de poder de los reyes de este mundo desatará la guerra y con ella la muerte y desolación. Os digo que de no intervenir, el hombre de estos últimos tiempos destruiría mi creación: ¡pobre de ti Jerusalén, porque tus hijos e hijas irán al destierro y muchos morirán en su paso por el desierto! Los sellos ya están abiertos y todo lo escrito está por cumplirse tal como le fue anunciado a Daniel. (Daniel 12. 9, 10) El juicio a las naciones está por comenzar, los jinetes de mi Justicia ya recorren la tierra de oriente a occidente, de norte a sur. ¿Quién podrá resistir los días de mi Justicia?; los hombres de recto caminar y sincero corazón, esos serán los únicos que podrán salvarse.

¡Mujeres de Jerusalén, entonad cánticos plañideros y vestíos de sayal, porque la guerra está cerca y vuestros hombres quizás no regresarán! ¡Ay, Ay, Ay, estos son los ayes de la hija de Sión, que llora y gime sin consuelo al verse ultrajada y mancillada! En los días de la gran prueba los hombres serán más escasos que el oro de Ofir.

Pueblo mío, despertad de vuestro letargo, porque los reyes de este mundo se preparan para la guerra; ya están listos los corceles y ya vuelan los pájaros de acero; todo está listo y planeado para enlutar mi creación y diezmar la población humana. La paz de los hombres está por terminar. Orad, ayunad y haced penitencia pueblo mío, para que mi justa Ira no extermine esta humanidad ingrata y pecadora y puedan quedar sobrevivientes de esta purificación los cuales serán mañana mi pueblo elegido. Preparaos pues pueblo mío, porque el grito de guerra ya se deja escuchar; alistaos mis valientes y entonad cánticos de victoria, porque los días de vuestra libertad están cerca.

Vuestro Padre, Yhave, Señor de las Naciones.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad."

Fuente: mensajesdelbuenpastor