Jesús: Debéis de confesar y reparar todo pecado mortal que hayáis cometido

La confesión y reparación por los pecados [...] deja a los demonios incapacitados para ejercer dominio y control sobre las almas

By

MARZO 07 DE 2017
LLAMADO URGENTE DE JESÚS SACRAMENTADO A LA HUMANIDAD

Jesús: Debéis de confesar y reparar todo pecado mortal que hayáis cometido

"Hijos míos, mi paz esté con vosotros

Se acerca mi próxima venida, el Hijo del Hombre vendrá Glorioso a reinar a su pueblo fiel. Muy pronto el sonido de las trompetas volverá a escucharse y os anunciará que el tiempo de justicia divina ha comenzado.

Fenómenos celestiales nunca antes vistos por ojo alguno, serán la señal que reafirmarán que todo se ha consumado en su totalidad y que ha llegado el tiempo de la oración, el ayuno y la penitencia. Tiempo de recogimiento como preparación a los días de purificación de la humanidad y la creación.

No os alarméis, ni entréis en pánico, más bien poned toda vuestra confianza y esperanza en el Señor y alegraos porque se acerca mi próxima venida. En los días de purificación de la creación, conservad la calma y alabad la Gloria de Dios con salmos y cánticos de alabanza, dándole gracias por su eterno amor y misericordia.

La alabanza aplacará la Justa Ira de mi Padre en aquellos días de justicia y os ayudará a conservar la calma y la paz cuando os sintáis atribulados, hacedla con fe.

Se acercan hijos míos los días de combate espiritual, donde debéis de estar fortalecidos en la fe, caminando como hijos de la luz y batallando como buenos soldados. En los momentos de crisis invocad el poder de mi Sangre y de mis llagas y no bajéis la guardia con la oración, porque bien sabéis que mi adversario no descansa y siempre estará buscando la forma de haceros caer.

Hijos míos, la oración, el ayuno y la penitencia, os fortalecerá el espíritu para que podáis resistir las tentaciones y ataques de los espíritus malignos. Acordaos que estas fuerzas del mal, sólo las podéis vencer si tenéis vuestra fe puesta en Mí y si estáis en oración, ayuno y penitencia. Sabed pues que vais a estar atacados y que debéis de cerrar lo más pronto posible toda puerta espiritual de pecado que tengáis abierta.

Acordaos que debéis de confesar y reparar todo pecado mortal que hayáis cometido, porque si no reparáis por el pecado cometido, éste no quedará plenamente borrado. La falta de reparación por los pecados mortales, hace que a muchas almas se les prolongue la estadía en el purgatorio cuando lleguen a la eternidad.

La confesión y reparación por los pecados, cierra las puertas espirituales abiertas y deja a los demonios incapacitados para ejercer dominio y control sobre las almas.

De nuevo os digo, haced buenas confesiones de vida y reparad por todos los pecados mortales que a lo largo de vuestra vida hayáis cometido.

Visitadme en el Sagrario y hacedme reparación por vuestros pecados, orando con las horas de mi pasión, o haciendo mi Rosario de la Misericordia, o el Rosario de mis Llagas o haciendo el Rosario de mi Preciosa Sangre. Cada visita que me hagáis haciendo cuanto os digo, os servirá para reparar vuestros pecados.

También podéis reparar haciendo obras de caridad con vuestros hermanos más necesitados u orando con el Rosario de mi Madre y ofreciéndolo por el eterno descanso de las benditas almas del purgatorio.

Tened pues hijos míos en cuenta todo cuanto os estoy diciendo, para que vuestras puertas espirituales abiertas queden cerradas y podáis repeler los ataques de los espíritus malignos.

Mi paz os dejo, mi paz os doy. Arrepentíos y convertíos porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Maestro, Jesús Sacramentado

Dad a conocer mis mensajes hijos míos, a toda la humanidad

Fuente: mensajesdelbuenpastorenoc.org