¡Despertad! Grandes pruebas vienen para Colombia

Te voy a mover de oriente a occidente y de norte a sur; tu estremecer cesará cuando no quede en ti, más rastro de maldad, injusticia y pecado

By

Diciembre 14 2017
Llamado urgente del Sagrado Corazón de Jesús a Colombia

¡Despertad! Grandes pruebas vienen para Colombia

"Mi paz sea con vosotros, mi amado Pueblo de Colombia.

Grandes pruebas vienen para mi Amada Colombia; esta tierra que elegí, está a punto de entrar en purificación.

Tus hijos no han querido acogerse a mis llamados a la conversión; el pecado y la maldad se han intensificado y la injusticia y corrupción de quienes te gobiernan, te tienen oprimida.

Te llegó el día de la poda, mi amada Colombia, voy a arrancar la cizaña y la mala hierba de tu tierra, para que sólo quede en Ti, la buena cosecha.

Te voy a mover mi Colombia de oriente a occidente y de norte a sur; te vas a tambalear como si estuvieras borracha; te moveré toda y tu estremecer sólo cesará, cuando no quede en ti, más rastro de maldad, injusticia y pecado.

Voy a pasarte por el horno de la tribulación, porque te necesito purificada y lista, para que puedas llevar a cabo mis designios.

En cada una de tus ciudades voy arrancar de raíz la mala hierba; el paso de mi Justicia, será más fuerte en mis tres ciudades elegidas.

¡Qué tristeza que tenga que venir a Ti, con mi Justicia, para poder restablecer el orden y el derecho!

Prepárate amada mía, porque ya he decretado mi sentencia; más si como Ninive, te arrepientes y vuelves a Mí, desistiré de enviarte mi castigo.

¿Qué estáis esperando habitantes de mi amada Colombia, para volver a Mí?

¡Desgarrad vuestros corazones y asumid con responsabilidad vuestro cambio! No me complazco con vuestro sufrimiento, porque bien sabéis que os amo. Deseo conversión sincera que nazca de corazones contritos y humillados.

Recogeos en oración, ayuno y penitencia y apartaos de la maldad, la injusticia y el pecado. Es mi último llamado, antes de enviaros mi castigo.

¡Recapacitad habitantes de mi amada Colombia, necesito vuestro cambio urgentemente!

No quiero obrar con mi Justicia, porque bien sabéis que no la resistiréis; atended a mi llamado y no sigáis multiplicando el número de vuestras detestables acciones.

Dirigentes de mi amada Nación, obrad con justicia y no sigáis oprimiendo a mi Pueblo; porque su clamor ha llegado a Mi.

No quiero más injusticias de parte vuestra; espero dirigentes y habitantes de mi amada nación, vuestro cambio; porque ya he decretado los días de purificación, para vuestra nación. Acordaos que mi Palabra es veraz y no vuelve a Mí, sin haber dado el fruto que espero.

Necesito una Colombia convertida de corazón, antes de que lleguen los días de su purificación.

De lo contrario, la pasaré por el horno de la tribulación, porque la necesito lista y preparada para que pueda ser Luz para las Naciones.

¡Despertad habitantes de mi Amada Colombia, encended vuestras lámparas con la oración, el ayuno y la penitencia, porque los días de vuestra purificación ya han sido decretados!.

Vuestro Amado, El Sagrado Corazón de Jesús.

Dad a conocer mis mensaje en todos los rincones de mi amada nación."

Fuente: mensajesdelbuenpastorenoc.org