Cuando los acontecimientos se desaten, conservad la calma y orad más intensamente

Las aves del cielo os darán una señal, con sus migraciones; cuando esto comience a darse, sabréis que el tiempo de la Justicia Divina ha llegado

By

Octubre 01 2018
Llamado urgente de Jesús el Buen Pastor a su rebaño.
Mensaje a Enoch.

Cuando los acontecimientos se desaten, conservad la calma y orad más intensamente

“Ovejas de mi Grey, mi Paz esté con vosotras.

Rebaño mío, muy pronto comenzaréis a caminar por el desierto de la purificación, rumbo a la tierra prometida, mi Jerusalén Celestial. No temáis ovejas mías. Yo y mi Madre, estaremos pendientes de vosotras; os estaremos guiando a través de los mensajes de éste nuestro Mensajero de Albricias; mis mensajes de salvación os instruirán y guiarán por vuestro paso por el desierto. Estad pues muy pendientes de mis mensajes, porque ellos os mostrarán el camino para que podáis llegar seguras a las puertas de mi Nueva Creación.

Ovejas de mi Grey, permaneced alerta y vigilantes, no descuidéis la oración; reprended a todo instante y sin temor con el poder de mi Sangre, todo dardo incendiario del maligno que llegue a vuestra mente y pensamientos. No dejéis que los dardos penetren vuestros pensamientos; cuando sintáis el ataque, reprendedlo inmediatamente, porque si dejáis que los dardos os penetren la mente, estos se van fortaleciendo y van tomando control de ella y de vuestro cuerpo. Así es como mi adversario se va apoderando de las almas.

Nuevamente os recuerdo que vuestra mente, es el campo de batalla donde se llevarán a cabo las luchas espirituales; por eso, rebaño mío, debéis de fortalecer vuestra mente con la oración y con mi Palabra, que es la Espada del Espíritu; y debéis también fortalecer vuestro cuerpo, alimentándoos con mi Cuerpo y con mi Sangre, para que podáis repeler todos los ataques que mi adversario os enviará a través de los espíritus mentales.

Alejaos mis ovejas de todo aquello que os incite a pecar; apartaos de las malas compañías y de las amistades mundanas, porque estas os llevarán a la perdición. El mundo y Dios no son compatibles; acordaos que lo que está en juego es la salvación de vuestra alma. El hombre viejo con sus vicios y pecados debe morir, para que renazca un hombre nuevo, totalmente espiritual; sólo los nuevos hombres podrán habitar mi Nueva Creación.

Todo está por comenzar, la tensa calma está por dar paso a la tribulación; cuando menos lo penséis todo se desatará. Las aves del cielo os darán una señal, con sus migraciones; cuando esto comience a darse, sabréis que el tiempo de la Justicia Divina ha llegado. Rebaño mío, la creación está a punto de entrar en conmoción; las malas noticias y tragedias, están por comenzar; y ésta humanidad sigue adormecida por el pecado. Sus ojos y oídos, están vendados a una realidad que está próxima a comenzar.

Rebaño mío, estad preparado para que nada os coja por sorpresa; cuando los acontecimientos se desaten, conservad la calma y orad más intensamente. Sólo la oración en cadena mitigará el curso de los acontecimientos; sólo la oración y la alabanza que hagáis, os protegerán. Nada más os servirá. La Justicia Divina, pasará de largo donde ardan las lámparas encendidas con la oración; los Ángeles de la Justicia de Dios, no tocarán aquellos hogares donde el Ictus esté colocado. Por eso, rebaño mío, debéis de apresuraos a colocar la señal del Ictus o pescado, en el umbral de la puerta de entrada de vuestros hogares, porque los días de Justicia Divina están por comenzar. Quedad en mi Paz, ovejas de mi Grey.

Arrepentíos y convertíos, porque el Reino de Dios está cerca.

Vuestro Eterno Pastor, Jesús el Buen Pastor de todos los tiempos.

Dad a conocer mis mensajes a toda la humanidad, ovejas de mi Grey.”

Fuente: mensajesdelbuenpastorenoc