Almas en pecado mortal, arrepentíos de una vez

El Aviso está cerca y cuando llegue, toda vuestra vida pasará como una película ante vuestros ojos. Todos los que estén en pecado mortal, irán al infierno

By

Diciembre 10 2017
Llamado urgente de los Arcángeles y Ángeles Custodios del Reino de Dios, a la humanidad

¡Almas que estáis en pecado mortal, arrepentíos de una vez!

"Alabado sea el Altísimo, Bendito sea su Santo Nombre de generación en generación. Aleluya, Aleluya, Gloria a Dios.

Hermanos, la Gloria de Dios muy pronto se os manifestará; corred mortales a poneros en paz con el Altísimo, porque se acerca el día grande del Señor.

El Aviso está cerca y cuando llegue, toda vuestra vida pasará como una película ante vuestros ojos. Todo en vuestro paso por la eternidad, será juzgado, pesado y medido; hasta vuestras palabras ociosas y de doble sentido, serán tenidas en cuenta.

¡Ay de aquellos los de vocabulario soez y, ay de aquellos que con su boca sólo profieren maldiciones; ay de los que calumnian y profieren mentiras, porque van a sentir fuego que refrendará sus lenguas! El averno espera a la inmensa mayoría de ésta humanidad que le ha dado la espalda al Dios de la vida.

¡Pobres almas, no quieren despertar, siguen en su loca carrera de pecado; si no se arrepienten antes del Aviso, la muerte eterna encontrarán en la eternidad!

Todos los que estén en pecado mortal cuando llegue el aviso, irán directamente al infierno. Sólo alcanzarán misericordia los que estando en pecado mortal se arrepientan antes del Aviso.

A esos se les llevará al infierno, pero no se perderán, se les dará una oportunidad para que al regresar, se aparten del pecado y retomen la senda de la salvación.

Por eso hermanos, os estamos exhortando para que os arrepintáis y os pongáis en paz con Dios, antes de que llegue vuestro paso por la eternidad; porque de no hacerlo, lo más seguro es vuestra muerte eterna. Somos Arcángeles y Ángeles Custodios del Reino de Dios, los que nos estamos comunicando con vosotros.

Os pedimos con humildad que volváis a Dios con sincero corazón; ¡dejad de pecar hermanos, parad ya de ofender al Altísimo! Acordaos que lo que está en juego es la salvación de vuestra alma y nuestro Padre no quiere vuestra muerte, si no que viváis eternamente.

Hermanos, muchas almas se van a condenar cuando llegue el Aviso, por no querer acogerse a la misericordia de Dios en este mundo. Os preguntamos almas que vivís en pecado mortal: ¿Qué estáis esperando para volver a Dios? Mirad que ya son instantes de Misericordia los que estáis viviendo, no los dejéis agotar.

¡Apresuraos a poner vuestras cuentas en orden, corred a confesar vuestros pecados, para que limpiéis vuestra alma y así podáis alcanzar misericordia en eternidad!

¡Almas que estáis en pecado mortal, arrepentíos de una vez! Hacemos un llamado urgente a todos los que están en pecado mortal, para que cuanto antes se alejen del pecado, se arrepientan, se confiesen y reparen por sus faltas. Hermanos, no desatendáis nuestro llamado; recapacitad y no pequéis más, porque el día del Aviso está tocando a la puerta de vuestra alma.

Gloria a Dios, Gloria a Dios, Gloria a Dios. Aleluya, Aleluya, Aleluya, y paz a los hombres de buena voluntad.

Vuestros Hermanos y Servidores, Arcángeles y Ángeles Custodios del Reino del Altísimo.

Dad a conocer nuestros mensajes a toda la humanidad, hijos de Dios."

Fuente: mensajesdelbuenpastorenoc.org