Agosto 2019: Las cosas del mundo no son para vosotros

Vivís en el tiempo de las tribulaciones, y solo por la fuerza de la oración podéis lograr la victoria. Volved a Mi Hijo Jesús

By

4839 – Mensaje de Nuestra Señora Reina de la Paz, transmitido en 10/08/2019

Anguera"Queridos hijos, testimoniad con vuestra propia vida que pertenecéis al Señor y que las cosas del mundo no son para vosotros. Os pido que mantengáis encendida la llama de vuestra fe. Nada esta perdido. Doblad vuestras rodillas en oración. Sólo por el poder de la oración podéis lograr la victoria. Soy vuestra Madre Dolorosa y sufro por vuestros sufrimientos. Dadme vuestras manos y os conduciré a Aquel que es vuestro Camino, Verdad y Vida. Reconciliaros con Dios y dejaros conducir por la acción del Espíritu Santo. Buscad fuerzas en la Eucaristía y vivid alegremente el Evangelio de Mi Jesús. Os dirigís hacia un futuro de gran confusión en la Casa de Dios. Muchos que son fervorosos en la fe retrocederán por miedo y el dolor será grande para los justos. No retrocedáis. Quien está con el Señor jamás experimentará el peso de la derrota. Adelante. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz."

4.838 – Mensaje de Nuestra Señora Reina de la Paz, transmitido en 06/08/2019

Anguera"Queridos hijos, valor. No retrocedáis. Dad lo mejor de vosotros y seréis recompensados generosamente. Vivís en el tiempo de las tribulaciones, y solo por la fuerza de la oración podéis lograr la victoria. Volved a Mi Hijo Jesús. Él os ama y os espera de brazos abiertos. Permaneced fieles en el camino que os he señalado. No permitáis que la llama de la fe se apague dentro de vosotros. Soy vuestra Madre y vine del Cielo para ayudaros. Sed, en todo semejantes a Mi Hijo Jesús. Buscad fuerzas en las Palabras de Mi Jesús y en la Eucaristía. Cuando todo os parezca perdido, la victoria de Dios vendrá a los justos. Os dirigís hacia un futuro de gran división, pero aquellos que permanecieren fieles a la verdad serán proclamados Bendecidos del Padre. Adelante. Yo rogaré a Mi Jesús por vosotros. Suceda lo que suceda, quedaros con Jesús.Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz."

4.837 – Mensaje de Nuestra Señora Reina de la Paz, en Vitória da Conquista, Bahía, transmitido en 04/08/2019

Anguera"Queridos hijos, vosotros estáis en el mundo, pero no sois del mundo. Abrid vuestros corazones y aceptad la Voluntad de Dios para vuestras vidas. Soy vuestra Madre y vine del Cielo para ayudaros. Sed dóciles a Mi llamado. Decid a todos que Dios tiene prisa y que este es el momento para vuestro regreso. Mi Jesús os ama y os espera de brazos abiertos. Acoged Su Evangelio y sed fieles al verdadero Magisterio de Su Iglesia. Vivís en un tiempo peor que el tiempo del Diluvio. Arrepentiros El arrepentimiento es el primer paso en el camino hacia la santidad. Cuando os sintáis débiles, llamad a Jesús. En Él está vuestra fuerza y ​​vuestra victoria. No permitáis que las cosas del mundo os contaminen. Os dirigís hacia un futuro de gran persecución. Hombres y mujeres de fe beberán el cáliz amargo del dolor. No retrocedáis. No hay victoria sin cruz. Después de toda la tribulación, el Señor enjugará vuestras lágrimas y veréis el Triunfo de Mi Inmaculado Corazón. Dedicad parte de vuestro tiempo a la oración. Cuando estáis alejados, os convirtís en el objetivo del demonio. No os olvidéis: En las manos el Santo Rosario y las Sagradas Escrituras; En el corazón, el amor a la verdad. Adelante sin miedo. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz."

4.836 – Mensaje de Nuestra Señora Reina de la Paz, transmitido en 03/08/2019

Anguera"Queridos hijos, sed hombres y mujeres de fe. Amad y defended la verdad. La humanidad va hacia el abismo de la destrucción y Mis pobres hijos han de llorar y lamentar. Sois del Señor y Él espera mucho de vosotros. Doblad vuestras rodillas en oración, porque solo así podéis contribuir al Triunfo Final de Mi Inmaculado Corazón. Cuidad de vuestra vida espiritual. Creed firmemente en el Evangelio de Mi Jesús. La verdad anunciada por Mi Jesús y enseñada por el verdadero Magisterio de Su Iglesia jamás poderá cambiarse. Estad atentos. Vendrán tiempos difíciles. Veréis horrores en todas partes. El desprecio por lo Sagrado contaminará a muchas personas consagradas y Mis pobres hijos caminarán como ciegos guiando a otros ciegos. Sufro por aquello que viene a vosotros. Valor. Suceda lo que suceda, permaneced fieles a Jesús. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz."

4.835 – Mensaje de Nuestra Señora Reina de la Paz, transmitido en 01/08/2019

Anguera"Queridos hijos, vivís en el tiempo de la gran batalla espiritual. No os olvidéis: en las manos el Santo Rosario y las Sagradas Escrituras; En el corazón, el amor a la verdad. Cada día aumentarán los infieles y la Verdad de Dios será despreciada. Vosotros que pertenecéis al Señor, anunciad el Evangelio de Mi Jesús y las enseñanzas del verdadero Magisterio de Su Iglesia. La Luz de la Verdad vencerá la oscuridad de las mentiras. Mi Jesús es la Verdad Absoluta y el pequeño rebaño que permanenezca fiel contribuirá a la victoria de la Iglesia. Buscad fuerzas en la oración y en la Eucaristía. Las grandes verdades de la fe serán despreciadas y muchos abrazarán aquello que es falso. Soy vuestra Madre Dolorosa y sufro por aquello que viene a vosotros. Valor. Mi Jesús necesita a cada uno de vosotros. Adelante en la verdad. Este es el mensaje que hoy os transmito en nombre de la Santísima Trinidad. Gracias por haberme permitido reuniros aquí una vez más. Yo os bendigo, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. Quedad en paz."

Fuente: Llamados urgentes